Los 3 mitos más extendidos sobre el entrenamiento de Bodyweight

Los 3 mitos más extendidos sobre el entrenamiento de Bodyweight

¿Te resulta difícil creer todos los beneficios que pueden aportar los workouts de Bodyweight? Aquellos que defienden otras formas de entrenamiento, los que han intentado entrenar con Bodyweight pero incorrectamente, y aquellos que ni siquiera lo han probado todavía, a menudo se inventan ideas incrédulas como reacción a las numerosas ventajas del entrenamiento de Bodyweight. Aquí discutiremos y acabaremos con algunos de los mitos más comunes de Bodyweight.

Mito #1: Los ejercicios de Bodyweight no ayudan a ganar musculatura.

Esto es pura mentira. Usar el propio cuerpo como resistencia es un estímulo de sobrecarga para que la musculatura no solo gane fuerza, sino también masa. El músculo se construye a través de una combinación de poner más tensión en el músculo de lo que este está acostumbrado y dejar descansar el músculo para que así pueda adaptarse a una mayor carga. No importa cómo se consiga esta resistencia y, de hecho, los hombros no conocerán la diferencia entre encoger los hombros con pesas y hacer Pullups. Entonces, si alguien trata de decirte esto, no escuches: con la resistencia, la nutrición y el descanso adecuados, puedes ganar musculatura practicando los workouts de Bodyweight.

Mito #2: No puedes ajustar tu resistencia.

El hecho de que no puedas añadir o quitar platos como haces con el entrenamiento con pesas, no significa que no puedas progresar. En lugar de agregar peso, ajústalo. Al cambiar el ángulo del cuerpo o el impulso alrededor de una articulación, puedes crear una resistencia diferente en los músculos que deseas entrenar.

La intensidad también se puede aumentar al prolongar el tiempo bajo presión en cada repetición. Por ejemplo: ¿has intentado alguna vez hacer Pushups y mantener el cuerpo unos centímetros sobre el suelo durante cinco segundos? Si es así, habrás experimentado de primera mano los efectos del tiempo prolongado bajo presión. Este tipo de tiempo es la desaceleración de algunos movimientos para que el músculo se someta a resistencia durante periodos de tiempo más largos. Aumentar el tiempo bajo presión de los músculos dará lugar a una mayor síntesis de proteína muscular (ganar musculatura), pero con menos repeticiones. Mayores repeticiones de workouts generarán una ganancia muscular ligeramente menor, pero mayor resistencia y explosividad. Encontrar un buen equilibrio entre muchas repeticiones y muchos workouts de tiempo bajo presión te ayudarán a sobresalir como un verdadero Atleta.

Freeletics4.0 Dorian

Mito #3: El entrenamiento de Bodyweight no quema tantas calorías como el entrenamiento de cardio.

Los ejercicios de Bodyweight no solo queman una cantidad similar de calorías como correr a un ritmo lento (u otros deportes de resistencia), sino que también estimulan el desarrollo muscular. Más masa muscular provoca que se quemen más calorías en reposo (lo que aumenta tu tasa metabólica en reposo - RMR). Si entrenas en la zona de entrenamiento de alta intensidad también puedes obtener beneficios del efecto afterburn (EPOC), donde el cuerpo quema calorías durante mucho tiempo después de hacer la última serie.

Pero entrenar no es solo quemar calorías, también se trata de mejorar el rendimiento y mucho más importante: estar sano. Los ejercicios de Bodyweight entrenan los músculos y las articulaciones en toda su amplitud de movimiento, aumentando la estabilidad, la movilidad y la flexibilidad. Así que no solo te pones en forma quemando calorías y desarrollando músculo, sino también aumentando la longevidad.

A lo largo de la trayectoria de Bodyweight, escucharás a muchas personas dar su opinión sobre tu entrenamiento. Recuerda: lo que importa no es lo que digan los demás, sino los resultados que cosechas. Mantén la cabeza bien alta, mantén el tiempo bajo presión, obtén la nutrición adecuada y demostrarás que están equivocados en cuestión de semanas.