6 cosas que tu cuerpo podría estar intentando decirte

Header BodySigns

Es cierto que normalmente te decimos que la mente debe controlar el cuerpo, pero, hay veces que el cuerpo sabe lo que es mejor para ti e incluso puede necesitar tu ayuda. Así que para que tengas alguna idea y sepas a lo que tienes que prestar atención, aquí te mostramos 6 cosas que tu cuerpo puede estar intentando decirte y cómo detectar los síntomas.

“Necesito descansar”

Cuando se habla de descansar lo suficiente, el cuerpo es el que más sabe. Y aunque te envíe señales, muchos eligen ignorarlas o no saben detectarlas. Sin embargo, nosotros conocemos las señales y sabemos que también es importante escucharlas. Así que aquí te indicamos a lo que tienes que prestar atención:

  • Patrones de sueño irregular: ¿solías dormir como un bebé y ahora es imposible dormir bien por la noche?
  • ¿Piensas que los workouts son más duros que antes? ¿Has empeorado tus tiempos incluso si estás entrenando más duro?
  • Cambios en tu apetito.

Si te suena alguna de estas señales, es hora de descansar y dejar que tu cuerpo se regenere.

“Obtén unas zapatillas de deporte nuevas”

La periostitis tibial, el dolor en las articulaciones y la fatiga muscular en las piernas son síntomas que te están avisando de que la relación entre tu cuerpo y tus zapatillas de deporte ha llegado a su fin. Lo peor que puedes hacer es entrenar con dolor. Tómate un descanso y obtén unas zapatillas de deporte nuevas.

¿Qué necesitas tener en cuenta a la hora de comprar unas zapatillas nuevas? Descúbrelo en el blog de Freeletics.

“Más proteínas, por favor”

Si todavía no sabes lo importante que son Ias proteínas, entonces es el momento de ponerse al día. En breves palabras, la proteína es un macronutriente que funciona como el cimiento del tejido muscular. Como el cuerpo depende de la proteína para recuperarse tras un duro workout, aquí te indicamos varias señales a las que necesitas prestar atención, en caso de que tuvieras una baja en proteínas:

  • Te cuesta mucho recuperarte después del entrenamiento y tienes más dolor muscular.
  • Normalmente te encuentras débil y cansado.
  • Tienes más hambre de lo normal, incluso si has comido hace 2 horas.
  • Las heridas y los moratones se curan lentamente.

“Ok, demasiadas proteínas”

Si bien es importante aumentar la ingesta de proteínas, también es importante no excederse. Sobrepasar el nivel de proteínas hace que los riñones estén bajo mucha presión y puede causar problemas de riñones. De nuevo, tu cuerpo sabrá cuando esto suceda e intentará avisarte. Tienes que prestar atención a:

  • La deshidratación o que estés más sediento de lo normal.
  • Aumento de peso inexplicable – causado por un exceso de calorías por la gran cantidad de proteínas almacenadas como grasa corporal.
  • Cambios en la piel y en los peores casos, tener acné.

Lo mejor es conseguir el equilibrio y puede que consideres tomar fuentes naturales de proteínas si tu cuerpo empieza a mostrar estos síntomas.

“Beber más agua”

No hay que ser un genio para saber cuando tienes sed. Y cuando lo estás, bebes un vaso de agua y punto, ¿verdad? Una cosa es estar sediento y otra estar deshidratado. Como Atleta, necesitas más agua que otros, debido a la alta actividad metabólica y pérdida de fluido a través del sudor. La deshidratación puede ser extremadamente peligrosa, así que es importante detectar los síntomas antes de que sea demasiado tarde:

  • Dolor articular en la columna vertebral.
  • Pérdida de fuerza.
  • Te encuentras adormecido o mareado.
  • Aumento de apetito.

No siempre significa que estos síntomas muestren deshidratación, pero para ir sobre seguro, asegúrate de que tu cuerpo tiene suficiente agua para que funcione y rinda de manera óptima. Cómo hacer que el agua resulte incluso más atractiva.

“Intenta algo diferente”

Si los siguientes síntomas te resultan familiares, lo más probable es que tu cuerpo esté buscando un nuevo reto:

  • La palabra “fácil” te viene a la mente, cuando piensas en hacer un Aphrodite.
  • Ya no ves resultados en tu entrenamiento.
  • No te sientes igual de motivado después de hacer el workout.

A diferencia de la deshidratación, no es totalmente necesario y no tendrá efectos negativos en tu salud. Sin embargo un poco de cambio, no hace daño a nadie. Si eres un runner, intenta hacer bodyweight. Si te gusta ir al gimnasio, intenta ir a correr. Si haces bodyweight, intenta levantar pesas. Tu cuerpo necesita un reto. Dale uno.

Ahora que ya has aprendido el idioma del cuerpo, no puedes ignorarlo más. El cuerpo quiere rendir como tú lo haces. Descansa de vez en cuando, actualiza tu equipo de entrenamiento, mantén tu cuerpo hidratado, encuentra el equilibrio de proteínas adecuado y a partir de ahora alterna tu rutina de entrenamiento. Un cuerpo sano, contento y regenerado es igual a un gran rendimiento y a mejores resultados.