Consigue tu Coach

Los 5 secretos para una piel bronceada

Los Atletas siempre tienen un bronceado bonito

A todos nos gusta el sol. Y, en especial, a la gente deportista ya que están siempre entrenando al aire libre y disfrutan al máximo del sol. Y por supuesto, una vez que tengamos ese brillo veraniego, queremos siempre mantenerlo todo el tiempo posible. Por eso hemos reunido algunos consejos sobre cómo conseguir un bronceado este verano. Lo bueno de todo esto es que una piel bronceada tiene más contraste y, por lo tanto, resalta más los músculos, y nos hace parecer más tonificados. Y mientras que los culturistas utilizan normalmente pintura de camuflaje oscura en el cuerpo para lograr ese efecto, nosotros te indicaremos cómo obtenerlo y mantenerlo de forma natural.

1. Comprender el proceso de bronceado

El bronceado es un mecanismo de protección que el cuerpo utiliza para proteger la piel del sol. Cuando estamos expuestos al sol, especialmente a los rayos UVA y UVB, para ser más precisos, el cuerpo produce melanina, un pigmento marrón que protege la piel y nos la oscurece. Sin embargo, dado que la producción de melanina es limitada, una mayor exposición al sol es probable que nos queme, más que ponernos morenos. Así que, en vez de pasar horas y horas al sol, deberíamos tomar menos horas de sol, pero aprovecharlas adecuadamente.

2. Hidratar la piel

La capa superficial de la piel se renueva regularmente y una vez que desaparece, el bronceado también se va. Para ralentizar este proceso, necesitas mantener la piel bien hidratada. Asegúrate de utilizar lociones de cuerpo con regularidad para calmar la piel después de tomar el sol y así mantener el bronceado durante más tiempo. También deberías evitar las duchas de agua caliente ya que pueden deshidratar la piel con facilidad.

Correr en la playa

3. Estar en movimiento

¿Has pasado todo el día tumbado al sol y terminaste con un lado del cuerpo bronceado y el otro lado blanco como la tiza? La mejor manera de obtener un bronceado equilibrado es hacer lo que les encanta a los Atletas Libres: ¡estar activos! No importa si sales a correr por la playa, realizas el workout de Bodyweight bajo el sol de la tarde, haces senderismo o juegas al voleibol de playa, mientras te muevas, todo el cuerpo está expuesto al sol y se broncea de forma uniforme. Además, dicen que el sudor es como el aceite de bronceado natural, por lo que no es de extrañar que las personas deportistas siempre tengan ese moreno natural.

4. Buscar la sombra

Puede sonar un poco como una paradoja, pero para que dure el bronceado, también se debe ir a la sombra de vez en cuando. Esto dará un descanso a la piel para recuperarse del sol, previene las quemaduras por el sol y te protege de la sobreexposición a los rayos solares. Por cierto: dado que muchas superficies claras, como la arena de la playa, refleja los rayos del sol, también puedes ponerte moreno si te quedas debajo de la sombrilla en la playa.

5. Ayudar a la piel desde el interior

Hidratar la piel desde el exterior es fundamental, pero también lo es hidratarla desde el interior. Asegúrate de beber agua suficiente y alimentar al cuerpo con alimentos que contengan mucha agua como los pepinos, la sandía o los melocotones. Además, también se dice que los alimentos ricos en beta-caroteno como las zanahorias, el mango, la batata y las zanahorias intensifican el color del bronceado y dan un brillo dorado a la piel.

¡Es hora de buscar el sol! Gracias a nuestros consejos estarás bien informado y preparado para disfrutar de un bronceado duradero este verano. Pero recuerda siempre: ¡la seguridad ante todo! No olvides que mucha exposición al sol y especialmente las quemaduras solares pueden dañar la piel, hacen que la piel envejezca más rápido e incluso provoquen cáncer de piel. Por lo tanto debes utilizar siempre protección solar con un índice de protección solar adecuado, limitar el tiempo de exposición al sol e hidratar bien la piel después de tomar el sol. ¡Disfruta del verano, Atleta!