Diccionario Freeletics: Hell Week

Featured Hell Week ES

Desde que se ha lanzado Freeletics 4.0, la Hell Week tienen otro papel diferente: ahora son tu competición. De vez en cuando queremos que te centres en ir a por todas para alcanzar un nuevo Personal Best. Y esto es la única finalidad de ambas funciones.

¿Así que ya no será más como estar en el infierno?

Este evento importante en tu calendario de entrenamiento ya no se basa en destruirte durante cada sesión de entrenamiento. Por supuesto, al final de tu Hell Week estarás demasiado agotado. Pero la estructura de las sesiones de entrenamiento durante estos días ha cambiado de manera considerable.

Piensa en competición, no en la completa destrucción

Tomemos, por ejemplo, un corredor olímpico. Durante las olimpiadas o en otro campeonato, estos atletas se centran exclusivamente en superar los pocos eventos para los que han entrenado todo el año. Queremos que hagas lo mismo. Para que alcances tu rendimiento máximo personal.

Hell-Week

Hablemos de algunos detalles

La Hell Week se compone de siete días – siete workouts de dioses completos. Siete oportunidades para ti para que lances nuevos Personal Best y batas nuevos récords. Durante esta semana deberías centrarte únicamente en dar el máximo para realizar los workouts de los dioses. Al final de la semana estarás agotado. ¡Que no te quepa la menor duda!

Te habrás dado cuenta de que las semanas de entrenamiento de antes y después de la Hell Week tienen menos volumen. Para responder a tu pregunta, sí, se supone que debe ser así. Antes de la Hell Week, queremos prepararte para tu “competición”. Bajando el volumen de entrenamiento, pero manteniendo alta la intensidad del entrenamiento, ya que estás preparando el cuerpo. La semana después de la Hell Week es una semana para recargar pilas. Sirve para que te recuperes de la competición. Te animamos a que realices alguna actividad recreativa para ayudar a tu cuerpo a recuperarse de la intensa carga recibida. Montar en bicicleta, nadar, ir a dar un paseo: cualquier cosa que te mantenga en movimiento, sin llevar a tu cuerpo al límite. Así que la fórmula del Coach en la semana de recuperación es de nuevo muy suave.

A veces tienes que pasar por el infierno para alcanzar el cielo. Y la mejor manera de descubrir tus habilidades es retarte constantemente de cualquier manera. Da el máximo y conseguirás tu recompensa.