Consigue tu Coach

Cómo prepararte para la Hell Week

Header

La Hell Week forma parte de la trayectoria de todo Atleta Libre. 7 días de entrenamiento ininterrumpido. Solo para ver de lo que estás hecho. Es verdad que no hay atajos para enfrentarse a la Hell Week, pero existen algunas maneras para superar la prueba, dar lo mejor de ti mismo y cumplir todas las expectativas. ¿Es eso lo que estás buscando? Entonces asegúrate de que estás preparado.

Planifica tu semana en base a la Hell Week

Marca la Hell Week en rojo y en mayúsculas en tu calendario. Ya sabes a qué hora del día rindes al máximo, así que resérvala para entrenar. Luego, planifica todo en base a la Hell Week. Afronta la Hell Week dando el máximo de ti mismo. Acabarás agotado. Pero con las ideas claras y preparado para triunfar.

Consigue el equipamiento correcto

Si no estás preparado como debes, entonces prepárate para fracasar. Asegúrate de que tienes exactamente lo que necesitas para toda la semana. Suficiente ropa de deporte. Una buena colchoneta de entrenamiento. Calzado de deporte cómodo. Y ropa impermeable. No hay excusas. Incluso si llueve, sigue entrenando.

Haz que tu recompensa merezca la pena

Antes de empezar tu Hell Week, piensa en un premio para poder recompensarte una vez que termines el desafío. Por ejemplo, ese nuevo par de zapatillas de correr que tanto te gustan. Una cena en tu restaurante favorito. Cualquier cosa que mantenga tu mente positiva para distraerla del dolor de la Hell Week. Y centrada en la línea de meta.

No tengas miedo

Lo peor que puedes hacer es estar asustado. No temas al fracaso. La Hell Week no se ha creado para verte fracasar y abandonar. Todo lo contrario, se ha creado para hacerte más fuerte. Mejor. Más rápido. Enfréntate a este desafío con ganas. Anímate a ti mismo diciéndote que puedes hacerlo, porque estás convencido de que puedes con el desafío. Imagínate cómo te sentirás después. Lo único que debes temer es lo que estás a punto de lograr.

Entrena con un amigo o con otro Atleta Libre

No tienen por qué entrenar contigo. Solo estar ahí para apoyarte. Cuando llegues al día 6, necesitarás hasta la última gota de motivación. Alguien para animarte en la última ronda. Que cuente las últimas 10 repeticiones. Esto motiva mucho más que hacerlo solo.

Es verdad lo que dicen “a veces tienes que pasar por el infierno para llegar al cielo”. Preparado o no, la Hell Week te está esperando. Y cuando llegue, hay una cosa que es segura: desearás haberte preparado.

¿Cómo te preparas para la Hell Week? Si la has terminado, cuéntanos cómo fue la experiencia. Envía tus historias de la Hell Week a la dirección de correo electrónico community@freeletics.com.