Consigue tu Coach

CHARM: la estrategia honesta para alcanzar tus objetivos

objetivos Charm

Ya sabes cómo establecer objetivos SMART y la importancia de marcarte objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. El siguiente paso es utilizar CHARM - consistencia, honestidad, responsabilidad, revaluación y motivación para alcanzarlos.

C - Consistency (Consistencia)

Una vez, ocasionalmente, de vez en cuando... no es suficiente. Alcanzar tu objetivo requiere que tomes medidas, de forma constante y a largo plazo. Si tienes un objetivo a largo plazo, divídelo y trabaja hacia objetivos más pequeños y específicos que te acerquen más al objetivo general. Mientras tomes acción de forma constante, continuarás desarrollándote.

H - Honesty (Honestidad)

La honestidad es uno de los factores clave para el éxito. Se trata de ser honesto contigo mismo cuando establezcas tu objetivo. ¿Es realmente para mí? ¿Puedo conseguirlo? ¿Estoy dispuesto a esforzarme? Se trata de ser honesto cuando entrenas: no hay que saltarse ninguna sesión, hay que completar el entrenamiento y hacer los ejercicios correctamente. Puedes mentir a los demás, pero tus objetivos saben la verdad y la única persona a la que estás engañando es a ti mismo.

CharmGoals2

A - Accountability (Responsabilidad)

Siempre decimos que lo mejor de unirse a un grupo de entrenamiento de Freeletics es que el entrenamiento con otras personas te hace responsable y fiable. Tienes menos probabilidad de saltarte una sesión cuando sabes que alguien te está esperando en el lugar de entrenamiento y, también, un compañero de entrenamiento que puede ofrecerte apoyo y feedback honesto para ayudarte a estar motivado, a ser constante y a evolucionar.

R - Re-evaluating (Revaluación)

Al dividir tu objetivo en fases más pequeñas, puedes revaluar y adaptar tu objetivo y tu entrenamiento de forma regular para asegurarte que progresas correctamente. Estate siempre dispuesto a probar cosas nuevas y a añadir variedad.

M - Motivation (Motivación)

La motivación es nuestra razón para actuar. Es la fuerza impulsora detrás de nuestras acciones y está formada por nuestro entorno. Puedes estar motivado al recordarte a ti mismo por qué estás haciendo esto. O puedes cambiar tu entorno para que tenga un efecto positivo en tu objetivo. Los problemas externos significan que necesitas más voluntad para trabajar contra ellos, así que elimina todos los factores externos que podrían influir de forma negativa en tu progreso.