Trucos para el enfriamiento

Vanessa

Entrenar en verano es difícil. Te hace recordar todas esas veces que maldijiste la lluvia al entrenar, y ahora te encantaría que volviera. Pero merece la pena sudar. Los mejores Atletas nacen durante la temporada más dura. Así que, para ayudarte a hacer este verano más llevadero, aquí tienes 3 sencillos trucos para mantenerte tan fresco como una lechuga.

Congela el agua

Este consejo es un clásico de Vanessa, Atleta de Freeletics.

“Toma tu botella de agua y llénala solo ¾. Después, métela en el congelador y deja que se congele durante toda la noche. Por la mañana tendrás un gran trozo de hielo en la botella para refrescarte durante todo el entrenamiento.”

Aléjate del café

¿Estás acostumbrado a beber café por las tardes antes del workout? Este verano, intenta evitarlo. La cafeína te hará sudar aun más. Y eso no es lo recomendable cuando tu temperatura corporal ya está por las nubes. Prueba un batido refrescante, o simplemente agua helada con limón.

Enfríate antes de entrenar

Cuanto más baja sea tu temperatura corporal al empezar, más tardarás en comenzar a sudar. En vez de sentarte al sol antes de entrenar, intenta mantener tu cuerpo lo más frío posible. Enfríate antes tomándote una ducha fría. Siéntate junto a un ventilador. O sube el aire acondicionado.

Puedes encontrar más consejos veraniegos para entrenar en el Centro de conocimiento de Freeletics. Recuerda… A los que sudan les suceden cosas buenas.