Consigue tu Coach

¡Piensa rápido! Cómo mejorar tu tiempo de reacción

HEADER

En el deporte, el tiempo de reacción es una habilidad que a menudo se pasa por alto. Se trata simplemente de lo rápido que un Atleta puede responder a un estímulo. Por ejemplo: el inicio de un sprint en Running, devolver un servicio en tenis o esquivar un puñetazo en boxeo. Pero esa no es su única utilidad. Un tiempo de reacción rápido es necesario en casi todos los deportes y en el día a día. Y lo bueno es que se trata de una capacidad que se puede mejorar. Así que si tropiezas a menudo cuando sales a correr o nunca atrapas la pelota en los deportes de equipo, continúa leyendo para obtener más información sobre el tiempo de reacción, cómo evoluciona y lo que puedes hacer para mejorarlo.

¿Dónde empieza todo?

Nuestras reacciones están controladas y determinadas por el sistema nervioso: el sistema nervioso central (formado por la médula espinal y el cerebro) y el sistema nervioso periférico. Imagina a nuestra Atleta Libre y ciclista profesional, Steffi, en la siguiente situación: está descendiendo una cuesta con su bicicleta de montaña y ve un obstáculo en su camino, que tiene que esquivar. Esta señal va desde sus sensores visuales a través de las neuronas sensoriales aferentes al cerebro. El sistema nervioso central procesa estas señales – también llamadas impulsos eléctricos – y a continuación, toma una decisión. El cerebro de Steffi ha evaluado la situación y ha tomado la decisión de dirigirse a la derecha, ya que es plano y por lo tanto es la opción más segura para evitar el obstáculo con facilidad. La señal del cerebro pasa a través de las neuronas motoras eferentes, que están conectadas a los músculos necesarios para ejecutar la orden. Lo más probable es que imagines que cuando Steffi está descendiendo a un ritmo rápido, esto tiene que hacerse con rapidez. ¿Cómo de rápido? 100 metros por segundo: que son 10 segundos por kilómetro, para ser exactos.

Si ahora estás pensando: “No puedo ni imaginarme lo rápido que es, pero sé que mis reacciones no son tan rápidas”, no te preocupes. A continuación descubrirás cómo mejorar tu habilidad.

Reacción y reflejo – la diferencia

¿Hay alguna diferencia entre reacción y reflejo? La evolución nos ha dotado de reflejos, que nos permiten protegernos de los peligros. Los reflejos suelen estar involucrados en un bucle de retroalimentación negativo y sirven para ayudar al cuerpo a recuperar su estabilidad funcional normal. Como necesitan ocurrir más rápido que una reacción real, las señales pasan directamente a través de la médula espinal sin involucrar al cerebro. En cambio, nuestras reacciones primero necesitan ser procesadas en el cerebro. Aunque esto lleva más tiempo, hace posible movimientos motorizados más precisos.

Demasiada teoría… ¡es hora de pasar a la acción!

Mejorar el rendimiento a través de la velocidad de reacción

En algunos deportes, por ejemplo, las artes marciales, los luchadores entrenan especialmente su tiempo de reacción para mejorar su competencia lo máximo posible, utilizándolo como una ventaja competitiva. ¿Cómo lo hacen?

Procesar los estímulos es algo que se puede entrenar y que resulta en una velocidad de reacción mejorada. Aquí te damos algunos consejos sobre cómo tú también puedes entrenar tu tiempo de reacción:

  1. Correr en el bosque: se basa en entrenar el cerebro para que reaccione a las cosas, y correr en un terreno irregular es una forma excelente de hacerlo. La próxima vez que pienses en subirte a la cinta de correr, ve fuera y corre en el bosque o en cualquier lugar con suelo irregular, ramas y piedras donde se necesiten una gran capacidad visual y un proceso táctil de señales. Te va a parecer difícil al principio, pero cuánto más entrenes el cerebro, mejor lo hará. Pronto estarás sobrevolando esos obstáculos.
  2. Sprints después de la señal: con ayuda de otros Atletas Libres y tu grupo de entrenamiento, intenta encontrar una pista de asfalto y realiza sprints después de una señal explosiva. Tu cuerpo aprenderá a procesar los estímulos de una manera más rápida y aplicará esta capacidad en la vida diaria.
  3. Entrenamiento de técnica: el Coach de entrenamiento de Freeletics se toma muy en serio las sesiones de técnica ya que existen muy buenas razones para hacerlo. Una es practicar ejercicios a una velocidad lenta o moderada hasta que los hagas a la perfección para que el cuerpo se acostumbre a los movimientos y los recuerde. Esto significa que cuando se trata de realizar ejercicios lo más rápido posible en un workout de los Dioses, el cerebro y el cuerpo ya conocen el ejercicio y pueden ejecutar el movimiento de forma rápida y correcta.
  4. Entrenamiento pliométrico: se tratan de ejercicios donde el músculo ejerce una fuerza máxima en poco tiempo. El objetivo de estos ejercicios es aumentar la fuerza y ayudarte a mejorar tu fuerza explosiva. Hemos incluido gran cantidad de estos ejercicios en nuestros Dioses, como los Squats y los Split Lunges.

Si todavía te estás preguntando por qué deberías practicar tu velocidad de reacción, la razón más sencilla es que la necesitas. No solo en el deporte, sino también en la vida cotidiana. Especialmente cuando envejeces, las lesiones pueden ocurrir más a menudo si no has entrenado lo suficiente esta habilidad.

Hazlo por tu PB, hazlo por tu rendimiento, pero lo más importante... hazlo por ti mismo.