Consigue tu Coach

Resultados realistas: Cuando el progreso es visible

Piensa siempre a largo plazo

Es normal esperar resultados de inmediato cuando empiezas a hacer ejercicio con regularidad. Sin embargo, esto no es siempre así y muchas personas acaban frustradas, desmotivadas y en el peor de los casos, abandonando. Así que ¿cuánto se puede esperar realmente del entrenamiento para ver resultados? Desafortunadamente no es tan inmediato y no hay una respuesta directa a esta pregunta. Sin embargo, vamos a explicarte en este artículo los diferentes factores que afectan la pérdida de peso, una estimación aproximada basada en investigaciones previas y maneras para ir progresando y mantenerse por el buen camino, si uno empieza a sentirse desmotivado.

¿Qué factores se deberían tener en cuenta?

El cuerpo de cada persona es diferente y los resultados varían según el objetivo. Algunos ven resultados después de una semana, otros después de un mes, y en muchos casos puede incluso llevar de tres a cuatro meses antes de que se vea el progreso. Aquí te explicamos de qué va a depender:

Tu punto de partida

Las personas con sobrepeso, que no están acostumbradas a realizar ejercicio habitualmente, observan un cambio más rápido que alguien con menos peso, en una fase más avanzada. Esto se debe a que tienen más masa, y ésta requiere más energía para moverse y, como resultado, terminan quemando más calorías que una persona con menos peso y que realiza el mismo workout.

Continuidad e intensidad

La continuidad es la clave para la pérdida de peso a largo plazo. Cuanto más continuo sea tu plan de entrenamiento, mayor probabilidad de ver antes resultados visibles. En cuanto a la intensidad, es muy sencillo: cuanto más duro trabajes, más progresas.

Diferente objetivo, diferente plazo de tiempo

Se puede perder peso bastante rápido. No es nada extraño que algunas personas observen una diferencia de peso incluso en la primera semana. Normalmente es debido a que el cuerpo desecha la retención adicional de líquidos. Pero recuerda: aunque te guste ver que el peso disminuye, es importante mantenerlo en un nivel constante y saludable que pueda continuar a largo plazo. En cambio ganar musculatura lleva más tiempo y los primeros cambios visibles aparecen probablemente después del primer mes.

Genética y género

¿Te ha sorprendido por qué hay personas que hacen poco ejercicio y consiguen, de alguna manera, estar delgadas o mantener un físico musculado? En algunos casos es debido a su genética. Desgraciadamente no hay nada que se pueda hacer para influir en ello, así que es importante que no bases tu éxito en los resultados de otras personas.

En cuanto al género, los hombres generan músculo y pierden peso más rápido que las mujeres, debido, en la mayoría de los casos, a los niveles altos de testosterona, a más masa muscular y al mayor nivel metabólico. Aunque el cuerpo de la mujer reacciona al ejercicio y al entrenamiento tan rápido como los hombres, la intensidad no es la misma. En cuanto a ganar musculatura, los hombres pueden ganar de media entre 0,68 a 1,25 kilogramos de músculo cada mes, mientras que las mujeres pueden ganar probablemente alrededor de 0,45 kilogramos al mes.

¿Qué se puede hacer para intensificar los resultados?

Alimentación

Probablemente tu alimentación es el factor más importante para conseguir tu éxito. Ya que entrenar solamente no es suficiente. El éxito se consigue con un 70% de alimentación y un 30% de ejercicio. Por lo tanto es importante mantener una alimentación sana y equilibrada para ayudar al entrenamiento y alcanzar tus objetivos con mayor rapidez y efectividad.

Periodo de recuperación

La recuperación es un factor imprescindible para ver resultados. Necesitas dar tiempo al cuerpo y descansar, ya que es necesario para ganar músculo después de una sesión de entrenamiento. Así que significa dormir suficiente, tener días de descanso, hacer estiramientos y disminuir niveles de estrés entre los días de entrenamiento.

Recuerda que no todo se basa en los resultados visibles

Es importante que no te centres solamente en el reflejo del espejo. Si basas tu percepción de éxito únicamente en ello, entonces tienes probabilidades de estar decepcionado y desilusionado en algún momento. Presta atención a cómo te encuentras: tener una actitud positiva, hacer mejores tiempos y mejorar tu forma física.

Piensa siempre a largo plazo

Esto es algo que no se arregla rápidamente. Ten paciencia, si no tiene un impacto inmediato. No abandones. Como hemos comentado antes, algunas personas no ven resultados hasta los 3 meses. Es algo totalmente normal y no debería ser una razón para abandonar. El cuerpo necesita tiempo para asumir cambios. Es muy probable que una vez que lo experimentes, empieces a ver el progreso semanalmente, si no lo ves diariamente.

Si continuas trabajando duro, una cosa es segura: llegará algún día. Pero si abandonas, está claro que no llegará.

Descubre más sobre la pérdida de peso y la importancia del equilibrio de energía.