Consigue tu Coach

Los cuentos sobre el fitness

v m RIP Nick 16x9.00 00 30 02.Standbild030

Ciertos tópicos sobre el fitness han sido predicados durante tanto tiempo que es difícil aceptar que no sean del todo ciertos. Independientemente de que hablemos del peso corporal, de correr o de entrenar con pesas, las noticias falsas sobre el fitness están en todas partes. Pero no por mucho tiempo. Aquí te desmentimos cinco mitos sobre el fitness de una vez por todas.

Mito #1: Cuanto más largo, mejor

Hay estudios que han demostrado que tres sesiones de HIIT de 27 minutos por semana (un total de 81 minutos) tienen los mismos beneficios anaeróbicos y aeróbicos que cinco sesiones de cardio aeróbico de 60 minutos por semana (300 minutos). Estos beneficios incluyen un aumento en el metabolismo, más calorías quemadas y mayor resistencia muscular.

Mito #2: Los ejercicios con el peso corporal no ayudan a ganar musculatura

Utilizar el cuerpo como resistencia es un estímulo de sobrecarga para los músculos, no solo para ganar fuerza, sino también para ganar masa muscular. La musculatura se desarrolla a través de una combinación de ejercer mayor presión en el músculo que utilizas para después relajar el músculo y que este pueda adaptarse a una carga mayor. No importa cómo se logre esta resistencia y, en realidad, los hombros no notarán la diferencia entre hacer levantamiento de hombros con pesas y hacer Pullups. Entonces, si alguien intenta decirte esto, no le hagas caso: con la resistencia, la nutrición y el descanso adecuados, puedes ganar musculatura mediante los entrenamientos de peso corporal.

Mito #3: El entrenamiento de fuerza no aporta beneficios a tus carreras

El entrenamiento de fuerza puede mejorar el impulso neuronal, lo que lleva a una mejora de fuerza en la unidad de tiempo (RFD, por sus siglas en inglés). La RFD se refiere a la rapidez con la que se puede producir la fuerza muscular. La cantidad de fuerza que puede producirse durante el inicio de una contracción muscular puede tener un gran impacto en el rendimiento.

Por ejemplo, durante un sprint de 100 m, los velocistas de élite a la velocidad máxima pasan menos tiempo en contacto con el suelo en cada golpe de pie que los velocistas subélite. Sin embargo, los corredores de élite son más potentes y ejercen mayor fuerza de reacción en el suelo con cada golpe de pie. La alta RFD de los corredores de élite les permite generar mucha fuerza rápidamente, impulsándolos a avanzar más deprisa, lo que significa que corren más rápido. La RFD y la unidad neuronal pueden mejorarse mediante un entrenamiento de fuerza constante.

Mito #4: Correr es solo cuestión de piernas

Los músculos del tronco son tu fuerza estabilizadora a la hora de correr. Tienen el papel fundamental de mantenerte recto y estable mientras corres y realizas sprints. Cuanto mejor funcionen los músculos del tronco, más tiempo podrás mantener un estilo de correr óptimo. Si dedicas tiempo a entrenar el tronco en tu entrenamiento semanal, sin duda, aumentarás tu rendimiento y efectividad en carrera.

¡Y hay mucho más! A pesar de lo que puedas pensar, los brazos y los hombros tienen también un papel activo mientras corres. Para entender mejor la importancia de los brazos en el equilibrio al correr, intenta correr con las manos cruzadas detrás de la espalda. Cuánto más rápido quieras correr sin utilizar los brazos, verás que tienes menos equilibrio. Estos músculos solo están entrenados en pequeña medida cuando uno corre (están activos, pero no necesariamente preparados contra la resistencia), por lo que no esperes ver grandes cambios visuales en este caso.

Mito #5: Situps = abdominales fuertes

Te lo creas o no, ya tienes realmente unos abdominales fuertes. ¿Cómo? Pues los músculos abdominales ya están segmentados, pero normalmente están escondidos bajo una capa de grasa corporal. La clave en tener unos abdominales marcados es, por lo tanto, tener un bajo porcentaje de grasa corporal, sin tener necesariamente un tronco muy fuerte. No basta con fortalecer los abdominales con los ejercicios básicos tradicionales, también debes ser lo suficientemente delgado para que los abdominales se vuelvan visibles.

Además de esto, la musculatura del tronco está compuesta por los músculos que rodean la columna vertebral, los omóplatos, la parte baja de la espalda y el estómago, formando un complejo sistema de cuerdas en todo el cuerpo. Los ejercicios básicos tradicionales como los Situps y los Crunches solo se centran en una selección limitada de estos músculos. Deberías investigar más para conseguir una experiencia de fortalecimiento del tronco más completa que te ofrecerá una musculatura abdominal definida.

Recapitulemos:

Cuando se trata de fitness, es mejor ser cauto y no hablar por hablar. Si echas un vistazo a la ciencia de entrenamiento se puede demostrar fácilmente que no todo lo que escuchas es verdad.

Inicia tu Training Journey