“Elegí los Burpees. Sin excusas.” – La historia de Stephen

Header Final 1

¿Has llegado hasta el punto de decir “ya basta”? ¿Cuando sabes que necesitas cambiar algo? ¿Y necesitas que suceda rápido? Stephen, del Reino Unido, llegó a ese punto. Y cambió su situación con Freeletics. Descubre su historia aquí.

Todo comenzó a principios de año cuando me di cuenta que perdí el control de mi peso. Tomé prestado el DVD de un amigo para hacer ejercicio y decidí probarlo. Había olvidado la sensación que te ofrece hacer ejercicio y al poco tiempo empecé a buscar un reto mayor.

Tras ver anunciado Freeletics una y otra vez en mi Facebook, decidí que sería mi siguiente reto. Obtuve el Coach de Freeletics Bodyweight y empecé a entrenar con mi Coach 5 días a la semana. Tuve suerte de no enfermarme y fui muy constante sin perderme un solo día. No tuve excusas. No paré de hacer Burpees.

Después de varias semanas, empecé a ver un gran cambio en mis niveles de energía. Además de hacer Freeletics, empecé a jugar al fútbol una vez por semana e incorporé el Running en mi entrenamiento. Cuánto más entrenaba, más me esforzaba. Me inscribí a competencias y participé en carreras de 5 km y 10 km así como en una carrera de obstáculos de 12 km. Terminé todas con buena marca gracias a mi entrenamiento de Freeletics.

También me animó a comer sano. Me encanta la pizza, pero conseguí una nueva forma de fuerza de voluntad que me hizo reducir el consumo de la comida chatarra y aumentar mi toma de proteínas. Y la prueba estaba en mis resultados. Reduje mi peso de 95 kg a 75,3 kg y la grasa corporal bajó un 14.7%. He pasado de llevar apretados unos jeans de la talla 36 (94 cm de ancho de cintura) a una 32 (83,5 cm de ancho de cintura) donde ahora tengo espacio para respirar. Estoy más fuerte, más ágil, más feliz y más saludable que nunca antes. Y esto me anima a continuar. Ahora quiero desbloquear todas las habilidades en la app y completar todos los workouts con una estrella. Pero mi objetivo principal es continuar mejorando día a día.

Stephen

Quiero dar las gracias a Freeletics y a la Comunidad por animarme a seguir adelante y motivarme en cada avance de mi trayectoria como Atleta.

Eres el siguiente. Se acabó el quedarse sentado. Se acabaron los intentos. Se acabó el vivir una vida de segunda clase. Hoy es el día que das un giro a tu situación, como Stephen.