“Mi trayectoria como Atleta hacia el podio.” – La historia de Jesse

Header Jesse

“Modelo a seguir” no es un estado que nos asignan. Es uno que nos ganamos. Y para un padre, es mucho más importante que cualquier otro. Cuando el Embajador de Freeletics de 30 años, Jesse Betts, del Reino Unido, se enteró de que pronto sería padre, no quería más que ponerse en la mejor forma de su vida, no solo para sí mismo, sino también para su hija. Pero no sabía que su trayectoria como Atleta de Freeletics le introduciría en un nuevo modo de vida que le cambiaría para siempre.

Hace 2 años, mi mujer se quedó embarazada de nuestro primer bebé. Estaba loco de contento – no podía esperar a ser padre. Por desgracia, el embarazo no salió bien y no pudo ser. Tanto mi mujer como yo estábamos destrozados y luchamos por volver al ritmo de nuestras vidas. Para hacer menos difícil y más llevadera esta dura situación, pensé que me ayudaría centrarme en algo. Así fue cómo descubrí Freeletics.

En ese momento, Freeletics ocupó toda mi atención y me ofreció algo para motivarme y dedicarme. Al poco tiempo de empezar con el entrenamiento, mi mujer y yo recibimos la maravillosa noticia que habíamos estado esperando – ¡esperábamos un bebé otra vez! Fue entonces cuando me fijé un objetivo concreto: quería estar en la mejor forma de toda mi vida para cuando naciera nuestro bebé. Quería estar lo suficientemente en forma física para ser una parte activa en cada etapa de la vida de mis hijos, si eso significaba tener suficiente energía para jugar fuera con ellos o estar sano para estar seguro de estar siempre ahí para crear más recuerdos. Pero lo más importante, quería que mi futuro hijo o hija estuviera orgulloso de mí. Que me mirara y fuera un ejemplo a seguir.

El 3 de agosto de 2016, mi mujer dio a luz a nuestra preciosa hija, Lily. Fue sin duda alguna, el día más feliz de mi vida, y fue mucho mejor por el hecho de que había logrado alcanzar mi objetivo. Estaba en una forma extraordinaria y sabía que mi hija crecería con una figura paternal fuerte que la haría sentirse orgullosa.

Pero eso no terminó ahí. Ahora que estaba en la mejor forma de mi vida, decidí dar un paso más allá y empecé a competir en carreras de obstáculos y Spartan races en el Reino Unido y en el extranjero, para poner mi condición física a prueba. ¡Y no me decepcionó! Recientemente gané el primer puesto en el OCR European Championships (campeonato europeo de carrera de obstáculos) – algo que nunca hubiera imaginado que podría conseguir. Debo mi éxito al entrenamiento de Freeletics y estoy muy agradecido de que me diera el medio para ser mi mejor versión posible. Ahora sé que todo es posible, siempre y cuando esté dispuesto a trabajar por ello.

Freeletics transformó mi vida y la de mi familia completamente en los últimos 2 años. Pasé de ser alguien bastante sedentario y que hacía ejercicio de manera esporádica, a alguien que no puede vivir sin entrenar. Lo mejor es que Freeletics me ayudó a alcanzar la meta que primero me propuse conseguir – que mi hija estuviera orgullosa de mí. Incluso tuve la suerte de desarrollar una nueva pasión por las carreras de obstáculos, que me motivó a seguir (y disfrutar) mi entrenamiento. Ahora, con algo en qué concentrarme y trabajar, puedo seguir estableciéndome nuevos objetivos y desafíos, y esforzarme para ser siempre una mejor versión de mí mismo”.