Consigue tu Coach

Cómo preparar la máquina de correr maratones

Joshua Mehmet

Los Runners de una maratón no tienen días de descanso #NoDaysOff. Si te has preguntado alguna vez cómo estas máquinas de correr pueden estar en lo más alto y no sufrir lesiones en comparación con el resto de nosotros, la respuesta radica no solo en la genética y en los programas de entrenamiento, sino también en las rutinas diarias. No solo los Runners, sino todos los Atletas profesionales, establecen estándares y desarrollan hábitos en su vida cotidiana.

Un Runner de una maratón trata su cuerpo como un coche de Fórmula 1. Es una máquina rápida, diseñada para dar el máximo de sus prestaciones. Pero para correr en la pista lo más rápido y seguro posible, es necesario llevar a cabo procedimientos diarios de mantenimiento.

Los siguientes 4 procedimientos secretos son los que usan los Runners para mantener la máquina de maratón engrasada y puesta a punto para funcionar el día de la carrera:

Electrolitos

Aquí te formulamos una pregunta: ¿con qué frecuencia consumes electrolitos? ¿Nunca? ¿Antes de una carrera? ¿Después de una carrera? No es nada raro que los Runners profesionales beban cerca de 3 litros de agua con electrolitos casi todos los días. ¿Por qué? Durante una carrera, los Runners pierden electrolitos a través del sudor, principalmente sodio y potasio. Si hay un desequilibrio de electrolitos, un Runner tiene riesgo de sufrir calambres y fatiga muscular, así como tener las articulaciones rígidas y doloridas. Un consumo adecuado de electrolitos, asegura que los tejidos estén adecuadamente hidratados y sanos cada día.

Baño para los músculos

Para ti y para mí, un baño es una forma de relajarse y de descansar. Para los Runners de maratón es todo eso y mucho más. Al añadir sales y aceites especiales al baño se está ayudando a favorecer aún más el proceso de regeneración de los músculos. Y como darse un baño es algo que todos hacemos con regularidad, no requiere esfuerzo añadido para que se convierta en rutina. Las sales de epsom, por ejemplo, son un sulfato de magnesio cristalizado que se puede comprar en casi todas las farmacias. Durante cientos de años estas sales se han disuelto en baños para aliviar dolores y molestias. Un baño con sales de epsom es muy normal entre los Runners ya que se dice que alivia el dolor muscular por el esfuerzo excesivo, así como las tensiones musculares y la tendinitis. Aunque no haya investigaciones que digan que es demasiado efectivo, tampoco hay nada que diga lo contrario. La relajación y la regeneración: ¡2 pájaros de un tiro!

La compresión

Ya hemos hablado sobre la ropa de compresión y por qué es más que un accesorio deportivo indispensable de esta temporada. Pero cuando hablamos de las medias de compresión, los Runners pueden estar tranquilos de saber que han amortizado bien su dinero. No solo durante una larga carrera, sino también durante un vuelo, un viaje en coche, el mero hecho de ir a la frutería o ver una película por la noche, no es nada raro que un Runner de larga distancia lleve medias de compresión durante al menos un rato cada día. Se dice que este sencillo truco ayuda a la circulación del cuerpo y a los sistemas linfáticos a restaurar el tejido trabajado.

Entrenar descalzo

Se comenta que una de las razones por las que un gran número de los mejores Runners de maratón vienen de Kenia es debido a esto, a menudo corren descalzos, un método que desarrolla buenos hábitos. Aunque esta teoría aún no se ha probado, hay una cosa que es segura: todos los grandes Runners se esfuerzan por pasar el mayor tiempo posible caminando o corriendo descalzos. La sencilla razón es que estar descalzo, es la posición por defecto del pie. Esto significa que el pie y, en realidad, todo el cuerpo está diseñado para correr de esta forma. Aunque no todos podemos caminar o correr por las calles sin zapatos debido a las superficies rugosas y a los objetos punzantes, los Runners aprovecharán cualquier oportunidad segura para estar descalzos y así fortalecer y movilizar los pies, permitiéndoles trabajar en la manera en que se supone que tienen que hacerlo y ser más fuertes.

Lo mejor de estos procedimientos es que no tienes que ser un Runner profesional para poder beneficiarte de tu rendimiento y acelerar tu recuperación. Las sales para el baño, las medias de compresión y los electrolitos son cosas baratas y fáciles de conseguir. Lo más difícil es esforzarse para integrarlas en tu rutina.

¿Quieres ser un mejor Runner? Se necesita algo más que correr. Cuida tu cuerpo, establece unos estándares y sigue los buenos hábitos.