Consigue tu Coach

3 ejercicios populares que probablemente estás haciendo mal

RUE2663

Por más sencillo que sea el ejercicio, siempre hay forma de mejorar tu técnica. Los movimientos que ejecutamos de manera regular y casi sin pensarlo suelen ser aquellos que muy posiblemente hacemos de manera errónea. Esto no solo puede contrarrestar los efectos positivos del ejercicio, sino que además podría acarrear lesiones. Con esto en mente, te presentamos los tres principales ejercicios que quizás estés haciendo mal.

Embedded content: https://www.youtube.com/watch?v=G4lue6DSfp0

Inicia tu Training Journey

#1 Correr

Correr a la perfección es muy difícil. Después de todo, la mecánica de cada cuerpo es diferente. Sin embargo, en lo que respecta a la técnica para correr, existen tantos inconvenientes potenciales que es muy probable que estés corriendo"mal". Entre las cosas que hay que evitar al correr están: dar grandes zancadas, encorvarse, oscilar de forma vertical y rebotar. También debes procurar que los brazos se dirijan hacia delante y no hacia los lados, para que el movimiento resulte más eficiente.

#2 Squats

Cuando se ejecutan de manera correcta, los Squats son un excelente ejercicio para el tren inferior y el tronco. La pregunta es: ¿los estás haciendo adecuadamente? El principal error que se comete al hacer Squats es no profundizar en la flexión, bajando lo suficiente. Esto reduce la eficacia del ejercicio porque limita el rango de movimiento.

En el Squat ideal tus caderas deben mantenerse por debajo de tus rodillas. También debes asegurarte de no juntar tus rodillas, porque esto significa que no estás activando los glúteos, lo que transfiere tensión hacia las articulaciones y ligamentos de las rodillas, aumentando el riesgo de padecer problemas de rodillas.

#3 Situps

Los Situps en apariencia son el ejercicio para tronco más simple que existe. No obstante, es muy probable que tu técnica no esté al día. Particularmente cuando se realizan muchas repeticiones o se hacen muy rápidamente, es fácil perder la forma y usar tu espalda y cuello al tomar impulso para sentarte, en lugar de utilizar tu abdomen. Esto no solo resta efectividad, sino que puede lastimar tanto tu espalda como tu cuello, incluso a largo plazo, así que asegúrate siempre de activar tu abdomen.

Recapitulemos:

La próxima vez que realices cualquiera de estos ejercicios, ten en cuenta estos consejos. Poner más atención en tu técnica trae beneficios incalculables. Además de disminuir el riesgo de lesiones, obtendrás más provecho del ejercicio.

Inicia tu Training Journey