Consigue tu Coach

Ejercicios que merecen la pena practicar

Header exercise pratice

¿Cuántas veces has probado un ejercicio por primera vez, y no lo has vuelto a hacer en tu vida? A primera vista, algunos ejercicios pueden parecer desalentadores. Incluso imposibles. Pero normalmente, perro ladrador poco mordedor, y todo lo que se necesita es mucha práctica y aún más paciencia. Así que trabajemos para hacer que lo imposible, sea posible. Aquí tienes los ejercicios que necesitas conquistar, un movimiento a la vez.

Pushups

Las Pushups son complicadas al principio porque usas un grupo de músculos intactos, que aún no se han fortalecido y necesitan tiempo para acostumbrarse al ejercicio. Por esa razón es necesario el entrenamiento constante para estirar los tríceps y también enseñarles cómo y por qué hay que hacerles participar y funcionar. Aquí te explicamos dónde empezar y cómo dominar un movimiento paso a paso:

  1. En realidad, la primera fase de las Pushups es la Plank (plancha). Si no puedes mantener la Plank, no puedes hacer una Pushup. Así que practica la Plank de vez en cuando para que tu tronco participe tanto al subir como al bajar.
  2. Empieza haciendo una Pushup sobre las rodillas y aumenta las repeticiones con el tiempo.
  3. Continúa con Incline Pushups. Utilizando una caja o una superficie elevada similar, intenta empujarte con los pies con la parte superior del cuerpo elevada.
  4. Practica hasta que puedas controlar un movimiento completo de una Pushup estándar.

assisted-pullups

Pull-ups

Normalmente las mujeres son las que tienen más dificultades con las Pull-ups. Pero incluso aquellos que tienen una buena condición física en general, pueden tener dificultades elevando todo el peso de su cuerpo. Para trabajar la subida en la Pull-up perfecta, necesitas practicar de manera gradual para crear una total tensión corporal y generar la fuerza que necesitas para realizar una Pullup adecuada. Así es cómo se hace:

  1. Empieza solo colgándote en la barra durante 60 segundos.
  2. Cuando te sientas cómodo, intenta utilizar una banda de resistencia para que te ayude a elevarte y a descender.
  3. A continuación, la “negative” Pull-up, donde desciendes de la barra. Esto también es una buena manera para fortalecer los músculos necesarios.

Standup

Para algunos, es tan fácil como indica el ejercicio. Para otros, se trata de una pesadilla sin esperanza de tambaleo de brazos y piernas. El ejercicio de Standup requiere una cierta flexibilidad y si tienes piernas largas, te resultará especialmente difícil. El truco es poner los pies lo más cerca posible del trasero cuando te encuentres en la posición para levantarte. Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, así que te damos algunos consejos para ayudarte:

  1. Practicar con los pies descalzos hará que sea mucho más fácil.
  2. Puedes colgar una banda de resistencia en frente de ti para ayudarte a ponerte de pie o coloca tu teléfono en el suelo delante de ti e intenta alcanzarlo cuando te balancees hacia delante.
  3. El siguiente paso es ponerse en el borde de la colchoneta para que estés ligeramente elevado. Esto hará que sea más fácil levantarse. También puedes utilizar varias colchonetas para elevarte mejor.

pistol-squat

Pistols

Pistol – también conocido como la Single Leg Squat (sentadilla a una pierna) – se trata de un movimiento desafiante, que combina fuerza, flexibilidad y equilibrio. Este equilibrio se debe mantener durante todo el movimiento e incluye levantarse en una pierna. Por esa razón es necesario tener unas piernas fuertes para este ejercicio. Aquí te indicamos algunas recomendaciones para saber abordar este ejercicio:

  1. Primero, asegúrate de que puedes hacer una Squat en una amplitud de movimiento completa hacia abajo.
  2. Si es así, intenta realizar Assisted Pistols sujetándote en un poste. Esto te ayudará a mantener el equilibrio y a subir de nuevo.
  3. Alternativamente, ata una banda de resistencia a una barra y utilízala para ayudarte a ponerte de pie. Con el tiempo, céntrate en depender cada vez menos de la banda para que en un momento dado seas capaz de levantarte sin la ayuda de la banda.
  4. Otra ayuda es apoyar una pierna en una caja, la otra estirada de manera vertical, a continuación intenta ponerte de pie. Según va siendo más fácil, cambia a una caja más baja para trabajar una pistola completa.

La próxima vez que un ejercicio parezca imposible, no te asustes. Divide el ejercicio, tómate tu tiempo y no pares de intentarlo una y otra vez hasta que lo domines del todo.