Superar las excusas: por qué todo el mundo puede convertirse en Runner

Superar las excusas: por qué todo el mundo puede convertirse en Runner

¿Crees que no estás genéticamente hecho para ser un Runner? ¿No tienes tiempo o te preocupa que correr no se adapte bien a tu objetivo o interfiera con otros métodos de entrenamiento? ¿Alguna vez se te ocurrió que son solo excusas? Si quieres convertirte en un Runner, te convertirás en uno. Por eso estamos aquí para ayudarte a superar todos los obstáculos y a demostrar que lo único que te detiene es tú mismo.

Excusa #1: no puedo correr

Running es un movimiento humano natural, si no es el más original de todos. Somos criaturas bípedas y, por lo tanto, estamos hechos para correr. No es casualidad que los antropólogos y los profesionales médicos llamen a los seres humanos "máquinas de correr". Cuando corremos, entrenamos alrededor del 70% de nuestros músculos, esto no se puede lograr con ninguna otra secuencia de movimiento. Mientras nuestros antepasados solían correr kilómetros y kilómetros, la mayoría de nosotros pasamos hoy en día horas y horas sentados enfrente del ordenador. Es hora de cambiar eso y volver a nuestros orígenes.

Excusa #2: no tengo tiempo

Una semana tiene 168 horas. Si contamos el tiempo que duermes y trabajas al día, es decir, 8 horas por cada actividad, esto te deja 64 horas para realizar otras actividades. Si utilizas 30 minutos para entrenar, estás usando solo el 2% de tu día. Parece una buena inversión. Si planificas tu semana por adelantado, introduciendo tu entrenamiento en tu horario de tres a cuatro veces no será un problema, especialmente porque algunos de los entrenamientos más cortos de Freeletics Running se pueden completar en unos 20 minutos o menos. Intenta hacer uno después de trabajar y evita el tráfico habitual cuando vayas a casa. Si puedes, aprovecha la pausa del almuerzo para ir a correr y luego come una comida que hayas preparado. O levántate un poco más temprano y realiza unos pocos kilómetros matutinos.

Excusa #3: perderé mi masa muscular

¿No es contraproducente hacer Running cuando quieres desarrollar músculo? Esto depende de qué tipo de fibras musculares entrenes, lo que a su vez depende también de la intensidad y de la duración. Por ejemplo, hacer sprints estimula el desarrollo muscular, ya que los movimientos explosivos a un rendimiento máximo fomentan la liberación de hormonas del crecimiento y exige de forma extrema a las fibras musculares, aumentando el volumen muscular. Aunque las carreras de resistencia de más de 5 km requieren de fibras musculares rojas, esto no causará demasiada reducción muscular si hay suficientes fuentes de energía alternativas disponibles. Lo más importante para ganar musculatura es disfrutar siempre de una dieta equilibrada y que sea rica en todos los nutrientes necesarios. Además, ¿no es más importante la forma física y el rendimiento atlético general que unos pocos kilos de más de masa muscular? Así lo creemos nosotros.

Excusa #4: es peligroso

¿Hacer Running no daña con regularidad las articulaciones? De hecho, no es el Running lo que provoca daños en las articulaciones. Incluso las articulaciones necesitan que las entrenen para mejorar y fortalecerse. El entrenamiento regular es la única forma en la que las articulaciones pueden aprender a producir más líquido sinovial y mejorar el flujo sanguíneo. Así que si has sufrido dolor de articulaciones con anterioridad, no tienes que preocuparte por el daño como resultado del entrenamiento de Running. Tan solo asegúrate de tomártelo con calma al principio y presta atención a tus movimientos y a tu técnica, cuanto más natural se sienta el movimiento, mucho mejor.