Es hora de que pares de usar la lluvia como excusa

Header Rain Julian

¿Has usado alguna vez la lluvia como “excusa” para no entrenar? Entonces este artículo es para ti. “Es que se va a mojar mi teléfono”, “mis manos no pueden agarrar la barra”, “voy a constiparme, seguro que me resbalo, o no voy a tener tiempo de secarme antes de ir a trabajar”. Sé sincero... todo esto son excusas. Ya las hemos oído antes, e incluso muchos de nosotros las hemos usado antes. Ahora es el momento de deshacerse de ellas. Aquí te contamos cómo:

Excusa #1 – "Pero me voy a mojar"

Todo lo que necesitas es una buena chaqueta impermeable y una bolsa de plástico gruesa para poner el teléfono u otros objetos de valor. También puedes invertir en unos auriculares resistentes al agua, de modo que cuando llueva, puedes escuchar tu lista de reproducción favorita. Y si no funciona nada de esto, no te preocupes, tu piel es resistente al agua. Así que tacha esta excusa de tu lista.

Excusa #2 – "Pero me voy a resbalar"

Nuestra solución: buen calzado y guantes. Echa un ojo a las suelas de tus zapatillas de entrenamiento. Si son muy lisas, te resbalarás en el suelo mojado. Y lo mismo ocurre con los guantes. Para estar preparado para la lluvia, consigue un calzado con surcos profundos en las suelas para obtener un mejor agarre. Será más cómodo y disminuye el riesgo de tener lesiones al correr, saltar o hacer Burpees. También invierte en unos guantes con las palmas o los dedos de goma para que puedas agarrar la barra de dominadas..

Excusa #3 – "Pero me pondré enfermo"

Lo primero que hay que hacer después de correr fuera en la lluvia es quitarse toda la ropa mojada. Date un baño caliente, bebe una taza de limón caliente y vuelve a calentar tu cuerpo. Deberías proporcionar a tu cuerpo suficiente vitamina C llevando una buena dieta equilibrada, para activar el sistema inmune y prevenir ponerte enfermo. Si tu lugar de entrenamiento está lejos de tu casa o te preocupa no poder secarte a tiempo antes de ir a trabajar, lleva ropa seca en una bolsa de plástico en la bolsa de deporte, para mantenerla seca, y cámbiate directamente después del entrenamiento. Recuerda llevar siempre una toalla, calzado y calcetines de repuesto. A nadie le gusta tener los pies fríos y húmedos.

Excusa #4 – "¿Y si me cae un chaparrón de agua sin estar preparado?"

Programa tu workout de acuerdo con el clima. Planea siempre tu workout con anterioridad consultando la predicción meteorológica la noche anterior y programa tu workout en las horas secas o más secas del día.

Excusa #5 – "Simplemente no quiero entrenar con lluvia"

Ok, ok, lo hemos entendido. Quizás simplemente no quieres ir fuera cuando llueve. Pero eso no significa que no puedes entrenar. Existen miles de alternativas dentro. Por ejemplo, puedes subir a la cinta de correr con Freeletics Running o hacer un poco de levantamiento de pesas o remo en el gimnasio con Freeletics Gym. Y si ni siquiera puedes convencerte a ti mismo de sacar un pie por la puerta para ir al gimnasio, entonces usa la función de 2×2 de Freeletics y entrena cómodamente en tu salón. Sin excusas.

vanessa

No dejes que la lluvia eche para atrás tu progreso. Sal. Mójate. Ponte manos a la obra. #NoExcuses #NoRainNoGain