Consigue tu Coach

Cómo enfrentarse al estrés negativo

Header

El estrés es algo que todo el mundo experimenta al menos una vez al día. Mientras que algunos se enfrentan bien al estrés, otros pueden llegar a estar abrumados y luchar para hacerle frente. Si eres una de esas personas que se desmorona bajo la presión de estar estresado, queremos compartir contigo algunas formas para acabar con el estrés y dar equilibrio a la situación.

Tienes el control de ti mismo

Hacer frente a circunstancias difíciles puede estresarte, pero cómo te enfrentas a la carga es solamente tu elección. Nada y nadie puede “hacer” que sientas algo. Tú eliges si dejas que el estrés te controle o tú controlas el estrés. Cuando te enfrentas a una situación, no puedes cambiarla, pero sí aceptarla. No significa que estés abandonando, significa que estás encontrando el lado positivo dentro de una situación desafortunada y decidiendo centrarte en ello. Siempre hay una elección.

Toma tiempo libre y relájate

De vez en cuando estamos tan inmersos en nuestro día a día que olvidamos descansar un poco, pasar un poco de tiempo solos y relajarnos. Relajarse, sin embargo, rejuvenece el cuerpo y la mente y ayuda a enfrentarse a situaciones difíciles de una manera positiva. Intenta tener, al menos, unos 5-10 minutos al día para hacer algo que te haga disfrutar. Puede ser un ejercicio de respiración, un paseo corto o quedar con gente que tenga una mentalidad positiva, cualquier cosa que haga sentir bien al cuerpo y a la mente.

Tener una visión general

A veces nos involucramos mucho en situaciones estresantes y nos hacen pensar que el mundo se va a acabar. Cuando sientas que estás sufriendo demasiada presión, respira profundamente y formula la siguiente pregunta: “¿Qué tan importante es esto?”, “¿Valdrá la pena a largo plazo?” Intenta tener una visión general. Probablemente haya algo más importante, así que intenta gastar más tiempo y energía en algo positivo.

Hacer ejercicio quita las penas

Cualquier forma de actividad física ayuda a aliviar el estrés y la frustración. Hacer ejercicio produce un aumento de secreción de hormonas, dopamina, serotonina y endorfinas que aporta felicidad y reduce el nivel de la hormona del estrés, llamada cortisol, incluso a largo plazo. Además, te irás adaptando mejor al estrés y te sentirás más seguro, optimista, fuerte y alegre.

Hay que alejar el estrés negativo de tu vida. Todo se basa en aprender cómo y cuándo tomar el control de situaciones difíciles. Recuerda que tú controlas tu vida. A lo que des poder y fuerza, tendrá poder sobre ti. Así que controla tú el estrés y no al contrario. La próxima vez que te sientas abrumado, utiliza nuestros cuatro consejos para devolver el equilibrio a tu vida. Mantente calmado, relajado, centrado y sigue adelante.