Vence al estrés con el sudor

BeatStressWithSweat

¿Estás teniendo un mal día? Prepárate para unos cuantos más, porque nuestro reciente estudio revela que el estadounidense promedio experimenta la friolera de 60 días malos al año. También se sabe que un mal día puede propiciar malos hábitos que acaban teniendo un impacto negativo en la salud y en el bienestar. ¿Qué significa esto para nosotros?

Nuestra encuesta de 2000 trabajadores estadounidenses analizó cómo lidiamos con el estrés, en qué consiste exactamente un "mal día" y cómo nos afecta. El trabajo fue un tema común, ya que los resultados mostraron que el encuestado promedio experimenta casi cuatro días estresantes en el trabajo al mes.

No dormir lo suficiente fue un factor que más contribuyó a un mal día (67%), según los resultados. Sentirse enfermo también es un factor importante, así como la preocupación financiera y el estrés relacionado con el trabajo. Sin embargo, a los estadounidenses no les afecta en general que su equipo deportivo favorito pierda, ya que solo el 8% lo mencionó como un factor que contribuye a tener un mal día.

El estado de ánimo pende de un delicado equilibrio, ya que uno de cada cuatro estadounidenses afirmó que no tener agua caliente al ducharse arruinó su día por completo en al menos una ocasión. Al 34% se le ha arruinado el día cuando no le han salido bien los planes que tenía, y el 25% declaró que un mal día que empezó con el pie izquierdo se convirtió en un mal día en toda regla.

El estrés y los días malos no son buenos para nosotros, tanto mental como físicamente. El 50% de los estadounidenses informaron que es más probable que acaben comprando alimentos no saludables después de un mal día, y el 34% tiene más probabilidades de tomar una bebida alcohólica.

¿Pero esa es la forma más efectiva de lidiar con el estrés? Según los resultados, una pequeña "terapia de workout" será lo indicado para ayudar con los días malos. Dividieron a los encuestados según su frecuencia de ejercicio, y los resultados mostraron lo beneficioso que es, en realidad, hacer ejercicio - también mentalmente.

La frecuencia de entrenamiento de alguien está relacionada con que tan probable era afirmar que el ejercicio le ayuda a lidiar con el estrés. "Estos hallazgos tienen mucho sentido, ya que hacer ejercicio después de tener un día difícil puede ser un calmante para el estrés, especialmente porque aumenta esos niveles importantes de endorfina," afirma John-Francis Kennedy, el especialista de entrenamiento de Freeletics.

De las personas que entrenaron de 2 a 3 veces por semana, el 46% afirma que es un buen calmante para el estrés. Y para las personas que entrenaron de 4 a 5 veces por semana, ese porcentaje aumentó a un impresionante 64%. Los beneficios por entrenar tienen claros resultados. De los que hacen ejercicio, un increíble 95% afirma que entrenar después de un mal día les hace sentir mejor. Más de la mitad (51%) dice que hacer ejercicio les hace tener más energía en el trabajo. El 44% se siente más motivado y el 43% se siente más lúcido.

Esto no es realmente sorprendente, teniendo en cuenta la ciencia: “Cualquier forma de ejercicio puede ayudar a aliviar el estrés y la frustración: genera un aumento en el nivel de algunas hormonas, dopamina, serotonina y endorfinas en el cuerpo", explica Kennedy. "Estos, a su vez, contribuyen a la sensación de la felicidad y a un nivel reducido de la hormona del estrés, llamada cortisol".

Pero, ¿por qué el estrés es algo malo? "El estrés crónico dificulta la capacidad del cuerpo de regular los niveles de cortisol, lo que a su vez influye en el metabolismo, en el sistema inmunitario, en el ritmo del sueño y en la presión arterial. Esto a menudo te hará sentir cansado y agotado, además de que también tendrás más probabilidades de aumentar de peso y tendrás ganas de comer alimentos grasos y azucarados."

Sin embargo, según los resultados, parece ser que los estadounidenses ven el ejercicio como un inconveniente. Casi 4 de 5 estadounidenses no son miembros de un gimnasio, dando como razón principal el precio de la membresía, así como el simple hecho de que no les gusta ir. Sorprendentemente, muchos sobrevaloraron cuánto tiempo deberían entrenar para que su sesión sea efectiva. Para el 27% de las personas, la duración ideal de entrenamiento está entre 46 y 60 minutos, y el 24% cree que necesita hacer ejercicio durante 31 - 45 minutos. En Freeletics, lo único que importa es la eficiencia y saber que es suficiente entrenar de 15 a 20 minutos.

BeatStress

Está claro que la actividad física contribuye a tener un cuerpo y una mente sana, por lo que es fundamental que el ejercicio sea interesante y accesible para todos. No dejes que el estrés del trabajo, las preocupaciones financieras o un mal día se interponga a tu entrenamiento. Utiliza tu workout como una manera de despejar la mente y darle al cuerpo el impulso de endorfinas que necesita para sentirse más positivo y feliz. Y no pienses que necesitas pasar horas y horas en el gimnasio para conseguirlo. Con Freeletics, tienes la opción de hacer ejercicio en cualquier lugar y en cualquier momento. Sabemos que un entrenamiento de Bodyweight de 20 minutos en casa puede ser igual de efectivo que pasar una tarde en el gimnasio, así que realmente no hay más excusas para no entrenar y conseguir un cuerpo y una mente sanos.