No hay otoño sin calabaza

Header Pumpkin

En otoño, vemos calabazas por todos lados. Las puedes ver en forma de linterna alumbrando la puerta de las casas o en la mesa para cenar, simplemente no nos cansamos de ellas. Así que hemos preguntado al Coach de Freeletics Nutrition algunas maneras nuevas y emocionantes de sacar el máximo partido a este ingrediente de edición limitada. Aquí te mostramos tres recetas increíbles que te harán disfrutar desde el desayuno hasta la cena y te garantizarán la dosis necesaria de vitamina C este otoño.

Muesli de calabaza con especias para desayunar

Quien no malgasta, no pasa necesidades. Este puré de calabaza casero es una manera excelente de utilizar toda esa deliciosa carne de calabaza, que dejas a un lado después de tallarla. Puedes incluso prepararlo con antelación y congelarlo, para ahorrarte algo de tiempo por la mañana.

Aquí te contamos cómo puedes disfrutar de la calabaza en el desayuno:

Ingredientes:

Para 2 porciones

  • 150g de calabaza
  • 20g de linaza molida
  • 50g de semillas de soja o copos de soja (sin sal)
  • 20g de avellanas picadas
  • 100ml de leche de almendras (sin azúcar)
  • 1 pellizco de nuez moscada
  • 1 pellizco de canela en polvo
  • 1 pellizco de jengibre en polvo

Preparación:

  1. En una cacerola pequeña, poner agua a hervir.
  2. Cortar la calabaza en dados y cocer durante unos 15 minutos.
  3. Escurrir la calabaza y machacar con el tenedor, mientras se mezcla con la leche de almendras y las especias.
  4. Mezclar todo con los otros ingredientes y dejar reposar durante toda la noche.

Calabaza asada con queso fresco batido para el almuerzo

Patatas fritas reinventadas. Más coloridas y saludables que las patatas convencionales y llenas de vitaminas.

Ingredientes:

Para 2 porciones

  • 400g de calabaza
  • 10g de jengibre rallado
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 250g de queso fresco batido bajo en grasa
  • 1 cucharada de mantequilla natural de anacardos
  • 0,5 cucharada de canela en polvo
  • 0,5 cucharada de copos de guindilla

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180 ºC. Cubrir una bandeja de hornear con papel para hornear.
  2. Quitar la piel de la calabaza, cortar en rodajas de unos 2 cm. Mezclar con aceite de coco, jengibre rallado, ajo picado, copos de canela y guindilla en un recipiente grande. Condimentar con sal y pimienta al gusto.
  3. Poner las rodajas de calabaza en la bandeja de hornear, a su vez poner esta en la rejilla del medio del horno para hornear durante 30 minutos.
  4. Mezclar el queso fresco batido y el zumo de limón o lima con la mantequilla de anacardos. Mojar las rodajas de calabaza en la salsa de queso y a disfrutar.

Calabaza horneada con col rizada y chips de pan para cenar

Este plato colorido de calidad combina lo dulce, lo salado, lo agrio e incluso lo picante al mismo tiempo, creando una mezcla de sabor única que no olvidarás en mucho tiempo.

Ingredientes:

Para 2 porciones

  • 200g de calabaza
  • 100g de col rizada
  • 80g de queso de cabra
  • 1/4 de granada
  • ½ de una rebanada de pan integral
  • 10g de avellanas
  • 0,5 limón (zumo)
  • 0,5 cucharadita de miel o sirope de arce
  • 0,5 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 cucharadita de aceite de avellana

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180 ºC. Cubrir una bandeja de hornear con papel para hornear.
  2. Cortar el pan y la calabaza en dados de aproximadamente 1 cm. Mezclar ambos en un recipiente con media cucharadita de aceite de avellana y un pellizco de sal. Colocar la bandeja de hornear en la rejilla del medio del horno y hornear durante unos 25 minutos hasta que se dore.
  3. Calentar una sartén. Tostar las avellanas durante unos 4 minutos a fuego medio.
  4. Cortar la granada en la porción que se necesite, sostener sobre un recipiente y con suavidad apretar hasta que salgan los granos de la granada. Retirar cualquier resto de piel blanca.
  5. Mezclar el aceite que ha sobrado, el zumo de limón, miel / sirope de arce y la mostaza para crear el aderezo. Condimentar con copos de guindilla, sal y pimienta al gusto.

Desmenuzar el queso de cabra y la col rizada, luego mezclar con otros ingredientes y servir.