Consigue tu Coach

Los 10 mayores beneficios del running

Run BENEFITS CUT

Sabemos que hacer ejercicio con regularidad tiene muchos beneficios, pero ¿qué beneficios positivos tiene el Running en la salud y en el bienestar? ¿Hay algo más que solo quemar muchas calorías? ¿No es el Running perjudicial para las articulaciones y sobrecarga el corazón?

Mejor rendimiento atlético

Al correr, el cuerpo se llena de oxígeno. Eso significa que cuando corres con frecuencia, el cuerpo aprende rápido a llevar oxígeno a los músculos y a usarlo. ¿Qué efecto tiene? Más energía y mejor rendimiento atlético en general. También, el Running aumenta la flexibilidad con el tiempo, así que te guiará firmemente en tu camino para convertirte en un verdadero Atleta.

Desestresante

Salir a correr para reflexionar es la mejor manera de dejar salir las cosas y el estrés. Uno se relaja mejor mientras desconecta de un día atareado y la creatividad se intensifica por el oxígeno adicional en el cuerpo. Además es excelente para tener ideas nuevas o soluciones a problemas. Si esto no fuera suficiente, salir a correr también reduce, con el tiempo, el riesgo de la tensión alta. Así que más beneficios para la mente y el cuerpo.

Pérdida de peso

Correr quema calorías. El entrenamiento de intervalos quema incluso más después de terminar de correr.

Dormir mejor

Simplemente salir y caminar con regularidad puede ayudar a mejorar la calidad del sueño, pero correr puede marcar la diferencia. Al salir a correr habitualmente, uno empieza a experimentar las diferentes fases del sueño sin dificultades y regularmente durante la noche, mejorando la calidad del sueño dejando un sentimiento de recarga y energía por la mañana. Pero ten en cuenta que deberías evitar hacer ejercicio a menos de cuatro horas antes de ir a la cama.

Huesos y articulaciones más fuertes

El Running aumenta la densidad de los huesos y reduce el riesgo de osteoartritis y osteoporosis. Según un estudio, tan solo dos sesiones de 15 minutos de Running a la semana son suficientes para reducir el riesgo de estos problemas en un 40%. El Running también fortalece las rodillas, todo lo contrario a lo que dice la creencia popular. Protege el cartílago al aumentar el flujo de oxígeno y reducir toxinas y tambien ayuda a fortalecer los tendones y ligamentos. Así que se acabaron los mitos de que correr acaba con las rodillas.

Hormonas de felicidad

No importa que hayas tenido un mal día, siempre te sentirás mucho mejor después de correr. Está probado científicamente que ir a correr hace que aumente tanto el nivel de endorfinas como el de serotonina en el cuerpo. Hace que te sientas más feliz y reduce la ansiedad. Como resultado de estas hormonas el cerebro produce y correr también es beneficioso para tratar la depresión. ¿Y quién no está contento con uno mismo cuando ve que ha superado su último PB?

Joven durante más tiempo

Las personas que corren habitualmente tienen en general mayor esperanza de vida. Estudios demuestran que las personas que corren 30 minutos tres días a la semana reducen su edad biológica en nueve años. Y como si eso no fuera suficiente, también la piel permanece más firme y con menos arrugas, gracias al aumento de circulación y la inhalación de oxígeno al correr. Salir a correr con regularidad reduce el riesgo de disminución mental relacionada con la edad.

Corazón más sano y mejor digestión

Los estudios demuestran que correr con regularidad, como mínimo una hora a la semana, puede reducir a la mitad el riesgo de problemas de corazón. Cuanto más rápido corras, más duro trabaja tu corazón y mantiene a la sangre fluyendo a la velocidad que es necesaria y así se hace más fuerte. Pero eso no es todo, correr también mejora la digestión aumentando la tasa en la que el cuerpo metaboliza la comida y proporciona más agua para que todo siga moviéndose con normalidad. Y no hay que olvidarse del aumento en la capacidad pulmonar.

Sistema inmune más fuerte

Tu cuerpo y mente no son los únicos que se ponen más fuertes a través del Running. Puedes incluso mejorar el sistema inmune también mediante el entrenamiento. Correr alrededor de 30 km a la semana tendrá un efecto positivo en el sistema defensivo. Correr más de 90 km a la semana tendrá, en cambio, un efecto negativo. Las sesiones muy intensivas pueden dejar una ventana abierta poco después de un entrenamiento, donde el sistema inmune es un poco más débil de lo habitual, por lo que es importante comer correctamente después de correr y descansar lo suficiente y regenerarse en el programa de entrenamiento.

Aumenta la confianza

Quizás sea una de las mayores razones por las que la gente continua corriendo. Ese sentimiento de alcanzar los objetivos y conseguir más de lo que pensaste que podrías llegar a hacer. Mejor rendimiento, mejor piel, mejor postura, menos grasa corporal y músculos más tonificados. El sentimiento de progresar y controlar el cuerpo y la vida, hará maravillas en tu autoestima, y con razón.

Resumamos:

Estos son solo unos de los muchos beneficios saludables del Running. Algunos estudios recomiendan que correr con regularidad intensifica el optimismo y puede reducir el riesgo de muchos tipos de cáncer y enfermedades como el Alzheimer. En general, correr habitualmente mejorará la calidad de vida, ambas mental y físicamente. Así que ponte la zapatillas y sal a correr, sin excusas. Todo el mundo puede y debería correr. Con nosotros, estás en las mejores manos.