Hora de almuerzo, hora de entrenar

Header

¿No encuentras tiempo para entrenar? Entonces convierte la hora del almuerzo en la hora para entrenar. Puede que parezca raro, estresante y agotador. Organízalo correctamente y verás como el entrenamiento en la pausa del trabajo es una gran oportunidad para entrenar sin quitar tiempo a tu vida social, familiar, laboral o estudios.

Es algo que llevamos practicando en Freeletics ya durante un tiempo. Así que sabemos lo que hace falta para hacerlo más eficiente y efectivo y sin estrés alguno. Aquí te mostramos lo que necesitas considerar con antelación:

  1. Busca un lugar adecuado cerca de la oficina o de la universidad y calcula el tiempo que necesitas para llegar allí. Cuanto más cerca esté, más tiempo tienes para entrenar.
  2. Asegúrate de que no haya reuniones programadas para realizar tu hora de entrenamiento. Dedica siempre una hora para llegar al lugar, entrenar, comer y volver al trabajo.
  3. ¿Hay algún lugar donde puedas ducharte después?
  4. Prepara y guarda la comida para que tengas todo listo después del workout. El Coach de Freeletics Nutrition ofrece una lista amplia de snacks post-workout y también snacks para el camino, ideales para complementar el entrenamiento.
  5. Deja en la oficina la bolsa de deporte y así tendrás todo lo que necesites para entrenar: colchoneta de entrenamiento, botella de agua, zapatillas para entrenar, toalla, guantes, desodorante – ¡Muy importante!
  6. Encuentra un lugar donde puedas colgar la camisa, el traje o la ropa de trabajo habitual. Seguramente no quieres ponerte la ropa arrugada después de realizar el workout.
  7. Relájate y estira después del workout para que el cuerpo vuelva a su estado normal antes de regresar al trabajo.
  8. ¿No tienes tiempo para hacer un Helios o un Aphrodite? Elige entonces un workout más corto. Hacer algo es siempre mejor que no hacer nada.
  9. Comprueba qué tiempo va a hacer y prepárate para cualquier cosa.
  10. Ahora solo queda animar a unos cuantos amigos, colegas del trabajo o de la universidad para que se unan y entrenen contigo. Crea tu propio grupo de entrenamiento y así hacer deporte juntos. Entrenar en equipo fomenta la unión.

Maximiza los minutos que tienes en un día. No existe eso de “estar muy ocupado”. Si realmente quieres algo, encontrarás tiempo para ello.

¿Algún consejo más sobre entrenar a la hora de la comida? Queremos conocer tu opinión. Únete a la conversación y déjanos un comentario más abajo. O comparte con nosotros las fotos del entrenamiento mediante las redes sociales usando #Freeletics #LunchTimeTraining