Consigue tu Coach

¿Estás haciendo mal los Burpees?

Header BurpeeMIstakes

Es el clásico ejercicio mortífero de Freeletics. Mientras que tan solo 5 repeticiones son suficientes para hacer que una persona normal acabe de rodillas, 100 repeticiones es la media en el calentamiento de los Atletas Libres. ¿Eso quiere decir que no cometemos errores? De hecho es al contrario. Cuanto más conozcamos un ejercicio, lo más probable es que desarrollemos malos hábitos. Así que echa un vistazo a los ejemplos de a continuación – ¿te recuerda a alguien?

El gusano

El gusano se hace cuando no consigues involucrar lo suficiente el tronco durante la realización de los Burpees y haces una forma similar al gusano. Todos somos culpables: hundimos la espalda al descender y levantamos el pecho antes de que el resto del cuerpo suba. Esto es una señal de que nuestro tronco no participa.

El camello

El camello se lleva a cabo con frecuencia durante workouts con muchas repeticiones de Burpees, como en Aphrodite o Helios. Esto se debe a que nos cansamos y nuestra concentración cambia simplemente a intentar terminar el workout vivos, haciendo que nuestra técnica decaiga. ¿Por qué “el camello”? Este error debe su nombre por el encorvamiento que realizamos cuando no nos estiramos completamente y en vez de eso nos inclinamos hacia delante durante el salto. Este error puede provocar graves dolores de espalda con el tiempo. Así que, en lugar de eso, presta atención al movimiento perfecto del Burpee en el vídeo de a continuación y ajusta tu técnica.

Embedded content: https://www.youtube.com/embed/kgEZj_hIDlQ

En ocasiones para moverte hacia delante, primero tienes que dar un paso hacia atrás. Baja el ritmo y dedica algo de tiempo centrándote en la técnica. Recuerda, la práctica hace al maestro. Así que no permitas que tu movimiento sea descuidado. No seas un gusano o un camello. La tabla de clasificación y el lugar de entrenamiento están reservados solo para Atletas Libres.