Encuentra tu ritmo en el Burpee: Entrenar con un metrónomo

Metronome Header

Helios, Dione, Kronos o una carrera de 10k. Todos tienen una cosa en común: muchas y muchas repeticiones. Puede que tengas la sensación de que los 200 Situps son interminables cuando estás en medio de un workout largo y tengas la necesidad de hacer una pausa. Pero realmente, para conseguir un nuevo PB y aumentar tu rendimiento, necesitas resistirte a esa necesidad y seguir adelante. Tener un ritmo correcto y mantenerlo es la clave cuando se realizan workouts o ejercicios con muchas repeticiones. Una herramienta que puede ayudarte a seguir tu ritmo es un metrónomo. ¿Nunca habías oído hablar de él? Seguro que lo has usado alguna vez. ¿Te acuerdas de ese aparato que se usaba en clase de música? Puede sonar muy raro, pero este artilugio podría convertirse en tu nueva pareja de entrenamiento. Aquí te contamos por qué.

¿Para qué sirve?

Cuando estamos haciendo ejercicios de 50 o más repeticiones, bajamos el ritmo muchas veces al final, porque empezamos demasiado rápido. Un metrónomo te ayudará a mantener un ritmo constante en todas las repeticiones. No es solo una gran herramienta para hacer ejercicios de Freeletics Bodyweight, sino también para carreras de larga distancia con Freeletics.

¿Por qué?

  • Planea tu éxito: cuando entrenas con un metrónomo, conocerás tu tiempo incluso antes de que empieces.
  • Se acabó el empezar demasiado rápido y terminar despacio.
  • Cuando utilices el metrónomo para ir a correr, siempre y cuando sigas tu ritmo, no necesitarás contar el tiempo, así que puedes concentrarte en tu movimiento y disfrutar del paisaje.

¿Qué metrónomo debería utilizar?

Las herramientas básicas como el metrónomo se pueden encontrar fácilmente en internet o se pueden descargar en forma de aplicación. Hay que asegurarse solo de que te permite, por ejemplo, configurar velocidades lentas de 20 pulsos por minuto. Si ves, que al entrenar, se adapta al estilo de tu workout, quizás deberías considerar comprar un metrónomo por separado.

¿Cómo puedo sacarle el máximo partido?

Prueba y juega con el metrónomo hasta encontrar el ritmo que se adapte a tu workout. Practica con ejercicios fáciles como los squats que se pueden completar con solo uno o dos golpes por minuto. Y los ejercicios con movimientos diferentes se pueden dividir en múltiples golpes por minuto, como por ejemplo, los burpees: intenta colocarte horizontal sobre el suelo en el primer golpe y termina el salto en el segundo golpe. Y para las carreras, lo mejor es marcar un golpe por cada paso.

Una vez que hayas encontrado tu número de golpes por minuto, mantén ese número siempre que puedas. Si necesitas realmente hacer una pausa, que por supuesto puedes, ¡recuerda tan solo controlar el tiempo! Por ejemplo, utiliza 20 pulsos para hacer la pausa.

¿Cómo puedo progresar con un metrónomo?

Ambos Atletas, principiantes o avanzados, pueden aplicar un ritmo constante en los workouts, pero de manera diferente.

  • Principiantes: utiliza el metrónomo para mantener un ritmo desde el principio hasta el final del ejercicio. Pero primero hay que encontrar un ritmo para cada ejercicio y comprometerse a seguirlo. La rapidez no es importante al principio, solo intenta completar todas las repeticiones sin interrupciones.
  • Atletas avanzados: una vez que hayas encontrado el tiempo más rápido posible para tu workout, intenta ir más allá de tu límite. Acelera tus pulsaciones de vez en cuando para mejorar tu rendimiento continuada y considerablemente. Pero asegúrate siempre de que realizas el ejercicio correctamente cuando empieces a entrenar más rápido.

¿Para qué ejercicios se puede utilizar mejor?

Los ejercicios con movimientos menos complejos son más fáciles de controlar con el metrónomo. Sin embargo, deberías ser capaz de dominar repeticiones múltiples de cada ejercicio en buena forma antes de que el metrónomo te ayude con el entrenamiento. Empieza con estos ejercicios:

  • Squats: 1 ó 2 pulsos por repetición. Velocidad recomendada para empezar: 20 ó 40 bpm (pulsos por minuto).
  • Situps: 2 pulsos por repetición. Velocidad recomendada para empezar: 30 bpm.
  • Climbers: 1 pulso por repetición. Velocidad recomendada para empezar: 40 bpm.

Se pueden adaptar casi todos los ejercicios en cualquier workout para entrenar con un metrónomo. Pero como lleva unos segundos configurarlo, solo tiene sentido utilizarlo para ejercicios con un gran número de repeticiones. Intenta usarlo como esa nueva pareja de entrenamiento que te ayuda a seguir adelante. No se cansará y tampoco aumentará o bajará la velocidad, así que tú tampoco. ¡Empieza ya!