5 razones para ponerse en forma en otoño

NEWNEW

Las bajas temperaturas y los días más cortos y oscuros incitan a quedarse en casa, y la alimentación alta en calorías actúa como el perfecto complemento para pasar el fin de semana en el sofá. Pero eso se acabó, pues el otoño es una de las mejores estaciones para ponerse en forma. ¿Sigues sin convencerte? Aquí te damos cinco razones.

Lucha contra la gripe de invierno

¿Eres propenso a resfriarte? ¿Lo utilizas normalmente como excusa para no entrenar cuando hace frío? Entonces puede que hayas hecho todo mal. De hecho, se dice que hacer ejercicio con bajas temperaturas fortalece el sistema inmune y disminuye la probabilidad de sufrir un resfriado cuando llega el invierno. Las células en tu sistema inmune valorarán tus esfuerzos y lucharán contra todas las bacterias. Así que abrígate bien y ve fuera.

Descubre la belleza del otoño

El otoño puede ser frío, pero también increíblemente bonito. ¡Habrá días que el exterior te pida estar ahí fuera! No malgastes estos días en el sofá. Una de las mejores maneras de disfrutar del otoño es salir a correr. Disfruta de las mañanas frescas y tranquilas en el parque más cercano y empieza el día de una manera extraordinaria. Puede que sea duro levantarse pronto, pero nadie se ha arrepentido nunca de hacer un enérgico workout matutino.

Resiste a los alimentos altos en calorías del otoño

Estofados consistentes, pastel de calabaza, chocolate caliente… hay muchas tentaciones poco saludables en esta época del año. Cede ahora y, créenos, te arrepentirás cuando llegue Año Nuevo. Sin embargo, si te mantienes activo en esta estación, tu cuerpo tendrá ganas de comida saludable para apoyar al entrenamiento. Resiste a las excusas. Resiste a las tentaciones. Espera resultados.

Aprovecha el tener más tiempo

¿Has tenido un verano ocupado y no has tenido tiempo de entrenar? Entonces esta es una excusa menos que puedes utilizar. El periodo de vacaciones se ha acabado y tu calendario está esperando a tener registrado algunos workouts. Aprovecha, apaga el televisor y no busques otras excusas: es tu momento. Úsalo con sabiduría.

Adelántate a los propósitos de año nuevo

Hay estudios que demuestran que el cuerpo necesita alrededor de cuatro semanas para adaptarse a los cambios de vida. Si empiezas ahora tu rutina de workouts, no solo te habrás adelantado a los propósitos de Año Nuevo, sino que estarás más cerca de conseguirlos. En el momento en el que otros empiezan a pensar sobre sus objetivos, tú estarás ya totalmente en el camino correcto. Los cuerpos de verano se hacen ahora.

Los workouts de otoño son increíbles. Los resultados son incluso mejores. Así que no busques más excusas y manos a la obra.