Otoñosaludable pintado de curry

Header 3

Hoy empieza la semana nacional del curry – una gran excusa para celebrar con un plato o dos durante los próximos días. La buena noticia es que no hay que sentirse culpable después, ya que hay muchas maneras de transformar una comida para llevar en un plato saludable y casero. Así que, para celebrar la semana nacional del curry sin remordimientos, hemos reunido tres recetas con curry fáciles y saludables para preparar en casa:

Garbanzos al curry con calabaza

Una receta llena de sabores afrutados, cálidos y perfectos para los días más fríos del otoño. Además, es muy fácil de preparar: simplemente coloca todo en una olla, espera 30 minutos y a disfrutar. Y aún mejor, sin restricciones: también puedes intercambiar los garbanzos por frijoles o lentejas, si lo prefieres.

¿Por qué es saludable? La calabaza tiene muy pocas calorías y tiene mucha fibra, vitaminas y minerales. La leche de coco desnatada hace que el curry sea tan cremoso como la versión con grasa, pero sin las calorías adicionales.

Ingredientes:

  • 250g de calabaza (hokkaido, cacahuete, muscade, etc.)
  • 100g de garbanzos cocidos
  • 100g de tomates picados (en conserva)
  • 200ml de leche de coco desnatada
  • 10g de jengibre picado
  • 1/2 cucharadita de curry en polvo
  • 1 pellizco de guindilla
  • 1/4 de racimo de cilantro fresco

Instrucciones:

  1. Pelar y cortar la calabaza en dados de aproximadamente 1 cm.
  2. Calentar los tomates picados y la leche de coco en una olla. Añadir calabaza, garbanzos, jengibre y curry y poner todo a hervir. Luego, bajar a fuego lento y dejar cocer durante unos 30 minutos. Remover de vez en cuando.
  3. Servir con cilantro picado espolvoreado por encima.
    Opcional: condimentar con salsa de soja baja en sodio.

Pollo al curry con verduras

Este pollo al curry ofrece gran cantidad de diferentes verduras, además de proteínas y hierbas aromáticas que estimulan la termogénesis. La poderosa mezcla de proteínas vegetales y animales se complementa entre sí en una explosión de sabores.

¿Por qué es saludable? Al utilizar aceite de coco en vez de mantequilla y añadir verduras adicionales para aumentar el contenido en fibra, vitaminas y minerales, este curry ofrece menos calorías y más valor nutricional que la mayoría.

Ingredientes:

  • 200g de pechuga de pollo deshuesada
  • 150g de coliflor (fresca o congelada)
  • 1/2 cebolla roja
  • 50g de lentejas rojas
  • 35g de puerro
  • 50g de guisantes (frescos o congelados)
  • 150ml de leche de coco desnatada
  • 150ml de agua
  • 2 cucharaditas de curry en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena
  • 1 cucharadita de aceite de coco

Instrucciones:

  1. Cortar el pollo en tiras, picar la coliflor y la cebolla, cortar el puerro en rodajas.
  2. Calentar el aceite de coco en una olla. A fuego medio, saltear el pollo y la cebolla durante unos 5 minutos. Añadir la coliflor, las lentejas, el puerro, los guisantes y el curry en polvo y la pimienta cayena y volver a saltear durante otros 2 minutos.
  3. Añadir la leche de coco y el agua y poner a cocer. Bajar luego a fuego lento y dejar cocer durante unos 15 minutos. Remover de vez en cuando.
    Opcional: condimentar con sal no refinada y pimienta negra.

Gambas al curry

No te preocupes si no hay pollo en esta receta. Este curry es aún muy rico en proteínas. Es cremoso, sabroso, un poco picante y solo se tarda 20 minutos en prepararlo. Comida rápida, casera y mucho más saludable que la que compras para llevar.

¿Por qué es saludable? Se cocinan las verduras durante poco tiempo, por lo que no pierden demasiados micronutrientes. Además de conservar más vitaminas, también están al dente, lo que hace que tengas que masticar más y que, por lo tanto, tengas que comer más lentamente, lo que te ayuda a no comer en exceso.

Ingredientes:

  • 150g de gambas o langostinos (cocidos y pelados)
  • 1/2 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 1 col china
  • 50g de espinacas frescas
  • 1 cebolleta
  • 10g de jengibre
  • 150g de leche de coco desnatada
  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • 1 pellizco de guindilla
  • 1 cucharadita de aceite de coco
  • 1/2 lima

Instrucciones:

  1. Cortar el calabacín, las zanahorias, la col china, la cebolleta y el jengibre en trozos grandes.
  2. En una olla, calentar el aceite de coco. Saltear el calabacín, las zanahorias y el jengibre durante unos 5 minutos a fuego medio.
  3. Añadir a la olla, leche de coco, curry en polvo y copos de guindilla. Poner a cocer y luego bajar a fuego medio y dejar cocer durante unos 15 minutos. Añadir la col china y dejar cocer durante otros 5 minutos.
  4. Servir por encima con gambas y cebolleta. Condimentar con zumo de lima, salsa de soja y pimienta al gusto.

¿Qué tiene de especial el curry?

El curry ofrece una diversidad infinita. Cuando hablamos de curry, no estamos hablando de una receta específica, sino más bien de un concepto culinario. Puedes usar todo tipo de verduras, carne, pescado, marisco e incluso frutas en una receta con curry. Todo se puede combinar perfectamente. También puedes adaptar todo tipo de curry a tu gusto individual, ya sea suave y cremoso o picante y sencillo, o algo entre medias. Echa por encima frutos secos, fruta, semillas o hierbas o todo combinado para conseguir esa explosión de sabor adicional. Hay literalmente un curry para cada persona y para cada situación. Echa un vistazo a nuestra aplicación de nutrición para encontrar más recetas coloridas para el otoño.