Calentamiento: Una gran oportunidad para mejorar forma y técnica

P9490913

¿Cuánto tiempo pasas perfeccionando realmente la técnica de levantamiento? Todo el mundo sabe que tener buena forma o una técnica adecuada de levantamiento es muy importante para maximizar los beneficios del entrenamiento y minimizar la posibilidades de lesión. Aún así, muchos no llegan a entender exactamente por qué y, por eso, no lo convierten en una prioridad. En este artículo explicaremos la importancia de tener la forma y técnica de levantamiento adecuadas durante los sets de calentamiento, con el objetivo de proteger contra las lesiones y maximizar el progreso.

La importancia de tener buena forma durante los sets del calentamiento

Una manera sencilla de mejorar la forma es realizar ejercicios con peso moderado y tratando de perfeccionar la técnica. Y un gran momento para hacerlo es durante los sets de calentamiento. Estos no deberían utilizarse únicamente para calentar el cuerpo, sino también para preparar el sistema nervioso antes de hacer ejercicio.

No se trata solo de calentar músculos y articulaciones

El componente neuronal del levantamiento, así como el patrón de movimiento y la coordinación que el levantamiento requiere, son tan importantes como calentar. Si durante los sets calentamiento la forma no es buena y la técnica no está bien orientada, es más probable que se produzca una lesión en aquellos sets posteriores en los que se trabaje con más peso. Los sets de calentamiento deberían servir para activar las áreas específicas que se van a ejercitar, así como para preparar el sistema nervioso del Atleta para ejecutar el patrón de movimiento específico y coordinado que este ejercicio requiere.

Protección contra las lesiones

Tener buena forma protege de las lesiones porque emplaza al Atleta en una posición segura. En la mayoría de los casos, una buena forma también sitúa al Atleta en su posición más fuerte, permitiéndole levantar más peso. El Back Squat es un ejemplo que lo demuestra. La técnica correcta situará al Atleta en una posición equilibrada, lo cual le permitirá controlar el peso sobre su centro de gravedad y mantener la espalda recta. Tener buena forma en un Back Squat reduce la presión en la parte baja de la espalda y las rodillas.

Recuerda siempre: primero la técnica. Utiliza los sets de calentamiento para mejorar la forma y calentar al mismo tiempo. Es importante asegurarse de que se mantiene constantemente la forma apropiada de levantamiento. Ten esto en cuenta: solo deberías incrementar el peso si puedes mantener una buena forma. ¡La forma siempre es más importante que el peso!