Consigue tu Coach

Las mujeres y el entrenamiento de fuerza: Una potente combinación

Header WomenAndStrengthTraining

Es posible que ponerse fuerte no sea el primer objetivo de entrenamiento para cada mujer, pero puede ser que no seas consciente de que la fuerza es un aspecto importante para conseguir casi cualquier objetivo de fitness. Además, contribuye a tu bienestar general y, por lo general, te hace la vida mucho más fácil y agradable. Sigue leyendo para descubrir la gran cantidad de beneficios del entrenamiento de fuerza.

Más esbelta y más fuerte levantando pesas

La vida es mucho más que un cuerpo tonificado, pero es un buen punto de partida. Con el entrenamiento de peso, tu metabolismo se intensifica, es decir, quemas calorías incluso cuando descansas. Muchas mujeres evitan el entrenamiento de fuerza porque temen desarrollar un físico extremadamente musculoso y corpulento. Desde aquí te decimos que no tienes de qué preocuparte. Hay suficientes factores que juegan en contra: la producción de testosterona, el tamaño y la distribución de la fibra muscular y la proporción de la fibra muscular. Menos testosterona significa menos masa muscular y, en comparación con los hombres, las mujeres solo producen alrededor del 10% de testosterona. Las mujeres también tienen fibras musculares más pequeñas y una menor distribución de las fibras musculares en la parte superior del cuerpo. En definitiva, es más probable que el entrenamiento de fuerza deje a las mujeres con un aspecto más firme y tonificado que con un físico grande y corpulento.

Fuerza mental y resistencia

¿Has sufrido alguna vez estrés, ansiedad o incluso depresión? Entonces el entrenamiento de fuerza puede ser tu solución. Muchos de los beneficios psicológicos positivos asociados con el entrenamiento de fuerza se resumen a las endorfinas. Estas hormonas de la felicidad actúan en el cerebro, generando un mejor estado de ánimo, una respuesta inmune y una reducción de estrés. En consecuencia, un entrenamiento de fuerza practicado con regularidad mejora tu vida en cuanto a una mejor gestión del estado de ánimo, de la salud y del estrés. Además mejora la imagen de ti misma, y con esto, se gana más auto-confianza. Te vuelves menos crítica y más feliz.

Entrena más duro, duerme mejor

Si te cuesta quedarte dormida o dormir durante toda la noche, el entrenamiento de fuerza podría ayudarte con los problemas de sueño. El entrenamiento estimula la liberación de las hormonas de crecimiento en el cuerpo, que repercute de manera positiva en la calidad del sueño y disminuye el tiempo que tarda uno en dormirse. La calidad del sueño es de vital importancia para el crecimiento y la recuperación, especialmente después de entrenar. La función cognitiva, el estado de ánimo, la apariencia, el índice de recuperación después de hacer ejercicio, y el rendimiento al ejercitarte están todos directamente relacionados con el sueño.

Mejora tu rendimiento atlético

La fuerza es el componente básico de tu rendimiento atlético general. ¿Quieres ser mejor corredora o mejorar en el entrenamiento de Bodyweight y HIIT? Entonces es hora de levantar pesas. El entrenamiento de fuerza aumentará la potencia que tu cuerpo necesita para hacer sprints, así como el fortalecimiento de la musculatura para saber controlar la carga y el estrés de una carrera de larga distancia. El entrenamiento con pesas también te ayudará a dominar ejercicios de Bodyweight avanzados como las Pullups o las Pushups.

Fuerza física - el mejor seguro de salud

Y existen incluso beneficios para la salud más importantes que deberías tener en cuenta: si el riesgo de desarrollar diabetes u osteopenia es alto, deberías levantar pesas. La fuerza de entrenamiento disminuye estos riesgos debido a la reducción de la grasa visceral, una mejora en la sensibilidad de la insulina y en la densidad mineral de los huesos. Asimismo, cualquier problema cardiovascular, de colesterol, así como cualquier problema de presión arterial formarán parte del pasado gracias al entrenamiento de fuerza.

Las tareas diarias son más fáciles

Ganar fuerza influye en la vida y en las tareas diarias. Llevar bolsas pesadas, mover muebles, correr para alcanzar el autobús o jugar con los niños: todas estas actividades se vuelven menos agotadoras y mucho más fáciles de realizar. Ser una mujer fuerte te permite disfrutar de una gran independencia al realizar tareas que antes eran muy difíciles de enfrentar sola.

**Si tu objetivo es ser más esbelta, más fuerte, más sana y más feliz, entonces es el momento de usar la barra. Independientemente de tu experiencia o de tu nivel físico, Freeletics tiene un Training Journey para ayudarte a conseguir ese objetivo y cosechar los muchos beneficios que comentábamos anteriormente.