3 maneras de ser creativo en la cocina con el calabacín

Header Zucchini

Puede que esta verdura sea de las más conocidas, pero en términos de comida saludable, está en lo alto de nuestra lista. El calabacín es increíblemente bajo en calorías y proporciona muchos beneficios para la salud, incluyendo el fortalecimiento de los dientes y los huesos, mejora la salud de los ojos y reduce la presión sanguínea. ¿Necesitas algo de inspiración para cocinar el calabacín? Estamos a punto de demostrar que este Dios verde es mucho más bueno que para solo unos simples espaguetis de calabacín. Aquí os damos 3 recetas para ayudarte a ampliar tu plan de cocina.

Rollitos de sushi sin algas con salsa de col rizada

Los rollos de calabacín crudos son súper fáciles de preparar, no requieren herramientas especiales y hacen que sea la perfecta comida, snack o cena ligera. Alimonados, dulces y picantes de una vez, sin duda harán que quieras más. Y, ¿hemos mencionado que son fáciles de hacer?

Ingredientes:

2-4 porciones

  • la mitad de un calabacín mediano, cortado en rodajas finas.
  • frutas y verduras a elegir, cortada en forma juliana (recomendamos pepino, zanahoria y manzana)
  • 1 cebolla verde (solo la parte blanca), cortada en forma juliana muy fina
  • salsa de col rizada  o queso cremoso
  • copos de guindilla, al gusto
  • semillas de sésamo, al gusto

Instrucciones:

  1. Cortar el calabacín en tiras finas y espolvorear con un poco de sal, a continuación dejarlo ablandar en un colador mientras haces la salsa. Cortar en forma juliana las frutas y verduras deseadas. Aclarar el calabacín para deshacerse del exceso de sal.
  2. Para hacer un rollito, extender un cucharada de salsa o queso cremoso – dependiendo de lo que prefieras – por la rodaja de calabacín, añadir 2-3 tiras de fruta y verduras restantes, y enrollar todo junto.
  3. Espolvorear los rollitos terminados con copos de guindilla y semillas de sésamo (opcional).

Bocadillos de hamburguesa

Afrontémoslo: a veces necesitas una hamburguesa. Pero, ¿cómo disfrutarlo sin saltarse la comida sana? La respuesta es sencilla: intercambiar la carne por el calabacín y abandonar el pan. Llenar de frijoles blancos cannelllini, parmesano y almendras en rodajas, estas hamburguesas vegetarianas son tan simplificadas y perfeccionadas como las verdaderas.

Ingredientes:

Para 6-7 hamburguesas

Para las hamburguesas:

  • 4 tazas de calabacín en tiras
  • 1 (15 onzas) lata de frijoles blancos cannellini, lavados y escurridos
  • 2/3 taza de harina de espelta
  • 2 huevos grandes, ligeramente batidos
  • 1/3 taza de cebolletas, partes blancas y verdes
  • ralladura de 1 limón
  • 1/3 taza de queso parmesano rallado
  • ¼ taza almendras troceadas
  • sal y pimienta, al gusto
  • aceite de coco para la sartén

Para los ingredientes:

– Bollos de hojas de lechuga (opcional)
– Ingredientes a elegir (aguacate y queso de cabra a la parrilla es una combinación sabrosa)
– Salsa a elegir (nuestra receta de salsa de col rizada también va muy bien aquí)

Instrucciones:

  1. Colocar el calabacín en tiras en un colador sobre un recipiente. Espolvorear ligeramente con sal, luego dejar reposar durante 10 minutos para extraer el jugo.
  2. Mientras que el calabacín esté drenando, colocar los frijoles blancos cannelllini en un recipiente grande para mezclar y machacar.
  3. Traspasar el calabacín a un paño de cocina, torcer en un manojo y exprimir el líquido. Echar el calabacín escurrido en un recipiente con frijoles machacados.
  4. Añadir al recipiente harina, huevos, cebolletas, ralladura de limón, queso parmesano y almendras. Condimentar con sal y pimienta. Mezclar hasta que sea una masa homogénea. Dividir la mezcla en 6 ó 7 porciones de tamaño medido y usar las manos para hacer la forma de las hamburguesas.
  5. Calentar suficiente aceite de coco en la sartén para freír, luego añadir unas pocas hamburguesas, presionando hasta hacerlas compactas. Cocinar durante 3-4 minutos cada trozo de pan hasta que se doren. Pasar a un paño de cocina y espolvorear con sal y pimienta. Echar los ingredientes que sepas que van combinar bien con la hamburguesa, envolver todo en una hoja de lechuga y a disfrutar.

Barquitos de quinoa

Aquí, el calabacín se ahueca como un “barquito”, luego rellenar con quinoa, anacardos y aderezo de limón. ¿El resultado? Una comida muy sabrosa que es tan divertida de hacer como lo es de comer.

Ingredientes:

Para 8 barquitos:

  • 4 calabacines medianos

Para el relleno:

  • ½ taza de anacardos crudos
  • 2 tazas y ½ de quinoa, cocida & sazonada al gusto (perejil, cebollino, eneldo y orégano van muy bien aquí)
  • 1 diente de ajo, cortado
  • zumo de 2 limones
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Instrucciones:

  1. Precalentar el horno a 175ºC para el calabacín. Añadir anacardos en una sartén seca a fuego medio. Tostar hasta estar dorados, luego ponerlos a una tabla de cortar y más o menos picarlos.
  2. En un recipiente grande para mezclar, añadir la quinoa cocida, ajo y hierbas. Añadir los anacardos y mezclar todo a la vez. Condimentar con aceite de oliva y zumo de limón, además de sal y pimienta, al gusto.
  3. Cortar los bordes del calabacín y cortar longitudinalmente. Sacar con una cuchara el interior para hacer pequeños barquitos.
  4. Colocar los barquitos en una bandeja para hornear y rellenar cada uno con quinoa. Hornear durante 20-25 minutos hasta que la quinoa empiece a ponerse marrón y el calabacín se ablande. Sácalos y déjalos reposar durante 5 minutos.

¿Quieres comer más frutas y verduras? Sigue nuestra serie de artículos de comida para descubrir nuestras recetas favoritas e innovadoras.