Secretos naturales para el cuidado de la piel

Header4

Aparte de darte confianza, tener una buena piel aporta mucho más. Sabemos que cuando nuestra piel tiene buen aspecto, nos sentimos bien. Pero eso no es todo: tu piel es un órgano similar al corazón. Una piel sana protege al cuerpo de los rayos del sol, virus y bacterias, y también mantiene tu temperatura corporal a un nivel constante. Por eso, cuidarla es tan importante como vigilar lo que comes o mantener un régimen de ejercicio coherente.

La buena noticia es que no siempre tienes por qué gastar mucho dinero en tratamientos caros. Existen ingredientes naturales que dejarán tu piel sana y resplandeciente, y que mejorarán la seguridad en ti mismo.

Almendras y aceite de almendras

Ricas en vitaminas y sumamente hidratantes, las almendras tienen un efecto reafirmante en la capa externa de la piel, manteniéndola hidratada y suave. Puedes añadir almendras a tu dieta, o bien, invertir en un aceite de almendras que aliviará, alisará y calmará tu piel.

Miel natural

La miel no solo es curativa, sino que también supone un hidratante y exfoliante natural que ayuda a minimizar las cicatrices. Tiene una consistencia pegajosa y es fácil de untar. Puedes aplicarla directamente sobre la piel para eliminar partículas de piel muerta: la dejará con un aspecto más suave y radiante.

Coco y aceite de coco

A la hora de cocinar, cada vez más gente está reemplazando aceites como el de oliva o el de girasol por el de coco. Pero la calidad natural del aceite de coco va más allá de su uso en la cocina. El aceite de coco también puede usarse como hidratante: mantiene la piel suave, huele bien y previene las arrugas y la sequedad. Lo mejor es utilizar aceite de coco virgen y orgánico, aplicándolo directamente sobre la piel.

Aguacate

Si combinas el aguacate con zumo de limón, pepino y yogurt, no sólo tendrás un delicioso aderezo, sino también una estupenda, refrescante e hidratante mascarilla facial. Con todos sus aceites naturales y vitaminas, el aguacate es clave para tener una piel sana e hidratada.

Tomates

Aunque aplicando los tomates directamente sobre la piel no conseguirás demasiado, si los añades a tu alimentación este verano le estarás haciendo un gran favor a tu piel. Con sus altos niveles de licopeno, los tomates protegen contra los dañinos efectos de la luz ultravioleta, actuando, por tanto, como FPS.

Tu piel es tu escudo: mantenla fuerte y te mantendrá protegido.

¿Cuáles son tus cuidados esenciales de la piel? ¡Queremos conocerlos! Deja un comentario más abajo.