¿Se cura el dolor muscular?

Header TreatmentsMuscleSoreness

3 días después de realizar Kentauros, todo el mundo se pregunta lo mismo: ¿cómo puedo deshacerme de este dolor muscular? Desafortunadamente, la ciencia está todavía intentando descubrir la respuesta definitiva a tu pregunta. Es un tema complejo de investigación en curso, pero hasta entonces te proporcionaremos a ti – y a tus glúteos – una visión general de lo que se ha descubierto hasta el momento, para ayudar a aliviar el dolor. Ponte cómodo.

El efecto de serie repetida

La primera cura proviene del cuerpo y se produce naturalmente. Recuerda cuando hablamos sobre cómo aparece el dolor muscular y que tu cuerpo tiene una medida protectora para combatir el dolor. Esta medida es la que los investigadores llaman el efecto de serie repetida. Después de realizar un ejercicio excéntrico por primera vez, por ejemplo los Burpees Squat jumps, experimentarás dolor dentro de un determinado grupo muscular. Una vez que esto suceda, los músculos recuerdan el movimiento y se adaptan, por lo tanto, reduciendo el daño y el dolor adicional del mismo ejercicio la próxima vez que se realiza. Y no solo el mismo ejercicio. Tener las piernas doloridas después de hacer un montón de Burpee Squat Jumps también evita tener dolor en las piernas después de realizar una carrera de descenso ya que ambos patrones de movimiento contienen algún tipo de impacto. Los músculos hacen esto al crear más miofibrillas, lo que significa que se hacen más grandes y más fuertes, por lo que te protegen potencialmente de este dolor un máximo de 6 meses.

Estiramiento: es un viejo truco, pero también, ¿el más efectivo?

Existen muchos rumores sobre el efecto que el estiramiento tiene en los músculos dolorosos. Lo primero es lo primero: si tienes dolor muscular, evita hacer largas sesiones de estiramiento. Esto se debe a que el estiramiento puede aumentar las lágrimas pequeñas dentro del músculo, por lo tanto, hace que el dolor sea peor. ¿No tenías ni idea de esto? Entonces necesitas saber mucho más sobre el estiramiento y el dolor muscular:

Los investigadores han probado el efecto del estiramiento estático (SS) en un grupo y el efecto de facilitación neuromuscular proprioceptiva (PNF) en otro grupo para averiguar si estos métodos evitan o alivian el dolor muscular. Después de 8 semanas utilizando SS y PNF tres veces a la semana, a los participantes se les pidió realizar ejercicios que se sabe que causan dolor muscular (ejercicio excéntrico-daño muscular inducido = EMD). Finalmente, ambos grupos se compararon con un grupo de control que no se sometió a ningún tratamiento. Los resultados revelan que los participantes de ambos grupos (SS y PNF) fueron capaces de reducir el daño muscular y de recuperarse más rápido que el grupo de control. Esta investigación demuestra que el estiramiento no cura el dolor, pero acelera la recuperación y ayuda a prevenirlo.

Sin embargo, el punto más importante a tener en cuenta aquí es que el entrenamiento de flexibilidad se debería realizar con regularidad y de forma constante. No es suficiente empezar a estirar solo una vez que tienes dolor muscular.

¿Qué más se puede hacer para curar el dolor?

Dado que el dolor muscular incluye las estructuras musculares dañadas, poner cualquier tipo de estrés físico en el músculo es contraproducente. Evita las cargas de alta resistencia y, en su lugar, realiza una pausa o descansa un rato.

Se ha demostrado que aplicar calor con un parche de calor o un baño caliente alivia los calambres y elimina los edemas. Intenta utilizar una bolsa de agua caliente y aplicarla en la zona afectada durante diez minutos.

Al igual que el calor, también se dice que la terapia de frío (ej. parche frío) es muy beneficiosa cuando se trata de aliviar el dolor. Aunque la investigación no encontró ningún resultado significativo sobre cómo el tratamiento de frío trata el dolor muscular, se dice que la aplicación de frío alivia la percepción subjetiva del dolor.

Resumamos

No existe una cura mágica para el dolor muscular. Sin embargo, experimentar el dolor muscular – aunque en ese momento no lo parezca – es bueno para prevenirlo en el futuro ya que los músculos se fortalecen y aprenden a adaptarse a la intensidad y al movimiento. Esta es también la razón por la cual los atletas sufren menos dolor muscular o no sienten dolor alguno. Los métodos como estirar con regularidad – no solo cuando se siente malestar – así como la terapia de frío y de calor también pueden tratar el dolor muscular y reducir la percepción del dolor.