4 recetas saludables para saciar tus ganas de comida dulce

pancake

Hay dos tipos de personas en el mundo: aquellos a los que no les gustan los dulces y aquellos que no pueden vivir sin ellos. ¿Tú a qué grupo perteneces? ¿Te controlan tus ganas de dulce? ¿Se te cae la baba cuando te llega un ligero aroma a galletas? Si es así, no te preocupes. Sabemos que una dieta alta en azúcar no es la mejor elección cuando tienes un objetivo que alcanzar. Así que tenemos algunos grandes trucos para que sacies tus ganas de dulce de manera saludable.

Magdalenas de arándanos

Magdalenas de arándanos

A todos nos encantan las magdalenas. Así que, por suerte, hay una forma de disfrutarlas sin sentimiento de culpa.

El truco: Para una variante baja en hidratos de carbono, cambia 50g de harina por almendras molidas.

Lo único que necesitas es 250 g de requesón bajo en grasa, 3 huevos, 30 g de proteína en polvo (con sabor a vainilla, cookies y nata, o galleta), almendras molidas y 2 puñados de arándanos. Mezcla primero los huevos y el requesón para, a continuación, añadir las almendras molidas, la proteína en polvo y los arándanos. Repártelo en moldes de magdalenas engrasados, e introdúcelo en el horno durante 30 minutos a 160 grados. Disfruta de tus magdalenas.

Mantequilla de cacahuetes y batido de bananos (plátanos)

La mantequilla de cacahuetes 100% natural es el mejor ingrediente para saciar las ganas de dulce. Y, si quieres, puedes añadírsela a la comida que prefieras para endulzarla.

Cómo hacerlo: introduce una cucharilla en una licuadora, junto con ½ banano (plátano), ¼ aguacate, 1/3 taza de polvo de cacao de buena calidad y sin azúcares añadidos, ½ taza de leche de almendras sin azúcar y 3 cucharillas de yogur bajo en grasa. El batido dulce ideal para saciarte.

Tortitas de banano (plátano)

¿Te gustan las tortitas para desayunar? Pues la buena noticia es que eso no tiene por qué cambiar. Para comer unas deliciosas tortitas sanas y fáciles de hacer, lo único que necesitas es bananos (plátanos), huevos, aceite de coco y coco triturado.

Instrucciones: añade huevo y coco triturado a los bananos (plátano) machacados, y bátelo hasta conseguir una masa suave. Vierte la mezcla en una sartén con aceite de coco caliente, y fríela entre 2 ½ y 3 minutos por cada lado, o hasta que adquiera un tono dorado. Añade sirope de arce o arándanos para que quede más dulce.

Chocolate casero

Chocolate casero

¿Tu debilidad es el chocolate? ¿Odias que te encante? La verdad es que, si eliminas el azúcar que llevan los productos con chocolate, no es tan malo para tu cuerpo. Tenemos buenas noticias para los amantes del chocolate conscientes de su salud.

La receta sana: primero, derrite ½ taza de aceite de coco. A continuación, introduce ½ taza de polvo de cacao sin azúcares añadidos, 3 cucharillas de miel o sirope de arce y ½ cucharilla de extracto de vainilla. Remuévelo todo hasta que esté bien mezclado, viértelo en un molde y déjalo enfriar en el frigorífico durante una hora. Si lo prefieres con más sabores, añade a la mezcla un toque de naranja, mantequilla de cacahuetes o incluso guindilla (chile) antes de enfriarlo todo en el frigorífico.

¿Aún no has quedado satisfecho? Prueba estas recetas y lo estarás. ¿Cuál es tu favorita? Deja un comentario abajo.