Moda y fitness: ¿Importa tanto la ropa que llevas puesta?

Header Copy 41

¿Por qué se suele relacionar la moda con el fitness? ¿De verdad importa tanto lo que llevas puesto? ¿Influye en tu rendimiento, o no es más que un truco de marketing?

Cuando te decimos que lleves puesta tu pasión, te estamos animando a que le muestres al mundo de lo que estás hecho. ¿De qué otra forma vas a mostrar tu fuerza, determinación y fuerza de voluntad si no es entrenando? Pues, en realidad, la sensación que proporciona llevar ropa de deporte es mucho más que eso.

Está demostrado que lo que llevas puesto no solo afecta a cómo te sientes, sino también a qué haces. “Cognición investida” es el término usado para describir la influencia que ejerce la ropa que llevamos puesta sobre nuestros procesos psicológicos.

¿Significa eso que vas a rendir más si te pones una ropa deportiva? En realidad, sí que podría pasar. Cuando te pones prendas deportivas, no solo pareces más atlético. Te sientes más atlético. Algo que, a su vez puede incrementar tu rendimiento.

Y aun más importante es que tu ropa de deporte puede convertirse en el factor decisivo a la hora de quedarte en el sofá o levantarte y salir a entrenar. Tan pronto como tengas puesto tu conjunto de deporte, te incorporas en el personaje. Superas la primera fase del proceso de tomar una decisión, y entonces estás preparado. Eso significa que estás a un paso más cerca de hacerlo. Un paso más cerca de hacer un gran cambio en tu vida.

Y estos beneficios van más allá de tu entrenamiento. ¿Has notado que cada vez hay más gente que va a tomarse el primer café de la mañana con ropa de deporte? ¿O al supermercado? Lo que llevamos puesto refleja nuestro estilo de vida. Si estás orgulloso de lo que haces, lo enseñas. Cómo nos sentimos influye en nuestra ropa, y nuestra ropa influye en cómo nos sentimos. Para actuar un personaje, tienes que sentirlo. Y para sentir a ese personaje, tienes que parecerlo. Así, aunque no estés entrenando, seguirás pareciendo una persona fuerte, que tiene confianza en sí misma y que lleva las riendas de su vida. Y, seguramente, también te sientas así.

La conclusión es que sí que importa lo que lleves puesto. Sí que influye. Especialmente, si eres de los que necesitan un pequeño empujoncito para seguir entrenando. La próxima vez que tengas la motivación por los suelos, pruébalo. Ponte tu ropa de deporte… A ver qué pasa. Y no escojas cualquier prenda vieja. Tienes que sentirte bien. Y aun mejor si sientes que te ves bien. La confianza es la clave para un buen rendimiento.

Si te vistes como un Atleta, tienes más probabilidades de rendir y actuar como uno. Cuanta más confianza tengas en ti mismo, más creerás en tus habilidades y más probable será que lo des todo entrenando.