Lo mismo pero diferente: Por qué no merece la pena contar las calorías

scale big

¿Has contado alguna vez las calorías al intentar perder peso? Entonces no eres el único. Muchas personas creen, que llevar un seguimiento exhaustivo de cada gramo de comida que comen es la manera más efectiva para alcanzar su peso ideal. ¿Qué sucedería si te dijéramos que esta tediosa tarea no merece la pena? Es cierto, así que ya puedes guardar la balanza y cerrar tu aplicación que cuenta calorías, porque las calorías de diferentes alimentos no son todas iguales. ¿Te ha llamado la atención? Continúa leyendo para descubrir la verdad sobre contar las calorías.

Las calorías no son iguales

No, las calorías no son iguales y la pérdida de peso no es simplemente una cuestión de comer menos calorías de las que quemas. Por supuesto, a primera vista parece bastante lógico que 500 Kcal de una lata de coca-cola sean las mismas que 500 Kcal de berza. Esto sería el caso en un laboratorio, donde la quema de la misma cantidad de kilocalorías liberase la misma cantidad de energía. Pero el cuerpo humano es mucho más complejo que eso y muchas personas olvidan este punto importante en sus cálculos: todo lo que comes o bebes generará respuestas metabólicas totalmente diferentes.

Por ejemplo, tomemos una lata de coca-cola: está principalmente compuesta de azúcar, que de manera inmediata provoca un aumento de azúcar en sangre. La respuesta del cuerpo al azúcar es la liberación de insulina, que al final dará lugar a la acumulación de grasa y a una mayor sensación de hambre. En cambio, la berza equilibrará el nivel de azúcar en sangre, lo que evita sufrir esas caídas de energía de las 3 de la tarde. Además, te hará sentir más lleno durante más tiempo. Lo más probable es que en este caso no necesites los snacks de la tarde, lo que sí ocurriría después de tomarte una lata de coca-cola. Por eso es importante comer alimentos saludables para perder peso.

No es una ciencia cierta

Si asumimos que todas las calorías son iguales (véase más arriba), entonces todavía habría un gran problema: contar calorías no es exacto. Ser capaz de calcular las calorías que consumes y quemas de una manera precisa durante el día, es un concepto erróneo. ¿Quieres saber por qué?

Hablemos primero de las calorías que consumes: las estimaciones de calorías en las bases de datos, los manuales o las páginas webs son normalmente incorrectas, debido al mal etiquetado, a la calidad de la comida y a las medidas del laboratorio. En segundo lugar, el método de cocción cambia la cantidad de energía disponible para la digestión y la absorción. Y en tercer lugar, todo el mundo absorbe las calorías de manera diferente, que es entre otras cosas, debido a las bacterias intestinales que tenemos.

Ocurre la misma inexactitud cuando quieres calcular las calorías que quemas. Los contadores de calorías también pueden mostrar un error de medición, especialmente porque cada persona quema las calorías de manera diferente, por ejemplo, debido a la genética, a la calidad del sueño y a las hormonas.

¿Por qué puede dar la sensación de que estás en una prisión de alimentación si cuentas las calorías?

El contar calorías puede derivar a muchas personas a desarrollar una relación poco saludable con la comida. Se obsesionan realmente con lo que comen y no pueden parar de pensar en las calorías. Cuando miran la comida, solo ven números y calorías, y puede convertirse en una obsesión. Tienes que preguntarte a ti mismo si realmente merece la pena. Este tipo de restricción no es buena para la salud física y mental. Especialmente porque los alimentos deben nutrir el cuerpo y el alma, así como dejarte con energía y hacerte sentir bien.

Circunstancias donde contar calorías podría tener sentido

El contar calorías puede tener sentido para Atletas profesionales o culturistas que tienen como objetivo una composición específica del cuerpo. Además, puede ser de gran ayuda para personas que no tienen ni idea de la cantidad de calorías que consumen aproximadamente en un día.

Resumamos

Si quieres perder peso, puede que contar calorías no sea el enfoque ideal. Primero, las calorías de diferentes alimentos no son iguales. Segundo, el cálculo de las calorías que consumes y quemas no es exacto. Tercero, contar calorías puede derivar en una relación enfermiza con la comida.

Cuenta tu Personal Best, los Burpees, las piezas de fruta y la verdura fresca que comes todos los días. No las calorías.