La mamá Atleta

FinalHeader1

Así es cómo Romy no dejó que su familia le impidiera trabajar en sí misma y convertirse en la persona que quería ser.

Fitness Mum

Hola, soy Romy. Soy de un pueblo cercano a Dresde, Alemania, estoy felizmente casada y tengo dos niños pequeños. Pero no soy para nada la típica mamá que se queda en casa. Entre carreras para ir a colegios, cuidar de mi familia y mi profesión, trabajo en mí misma. Estoy orgullosa de ser una Atleta Libre _y una madre. Aquí te cuento cómo y por qué encuentro siempre tiempo para convertir el fitness en una parte clave de mi ajetreado estilo de vida._

Me convertí en Atleta Libre en 2014. Si eres madre, sabrás cuánto te cambia no solo el cuerpo, sino también la forma de ser, tras tener niños. La gente me decía que nunca volvería a ser como antes. Pero yo estaba decidida a volver a estar en forma. Lo intenté todo: hacer footing, levantar pesas, todos los tipos de deporte. Nada parecía funcionar. Era muy difícil encontrar algo que fuera efectivo y, a la vez, que pudiera hacer rápidamente en casa cuando los niños estaban durmiendo. Sin embargo, después de buscar un tiempo, me topé con Freeletics en Internet y decidí probarlo.

Fitness Moms

Mi primer workout fue Aphrodite. Digámoslo así: fue una experiencia que nunca olvidaré. No dejaba de repetirme a mí misma ‘¿A quién se le habrá ocurrido semejante locura?’. Después, tuve las peores agujetas de mi vida. No me imaginaba poder hacerlo otra vez. Pero una vez pasó el dolor, pensé “mmm, a lo mejor no estuvo tan mal después de todo”, y empecé a planear mi próxima sesión de entrenamiento.

Estoy muy contenta de no haber abandonado tras el primer workout. Comenzar con Freeletics fue una de las mejores decisiones que he tomado nunca. Mi vida ha cambiado de una forma que jamás habría imaginado. Puedo hacer locuras que antes pensaba que serían imposibles, como las Pullups, y casi puedo hacer incluso Muscleups. He conseguido la figura de mis sueños, y mi barriga está ahora más tonificada que antes de tener niños. Algo que siempre pensé que sería imposible. Pero no solo eso. Mentalmente soy mucho más fuerte que antes de comenzar con Freeletics. Ahora mismo pienso que no hay nada que no pueda hacer. Y creo que estoy transmitiéndoles mi disciplina y determinación a mis hijos.

Freeletics Before After

Quizás pienses que Freeletics es demasiado duro. Pero no dejes jamás que eso te quite las ganas. Yo aún lo encuentro difícil. Cada workout es una lucha. Sigo pasándolo igual de mal que cuando hice aquella primera Aphrodite. Pero eso es porque ahora soy mejor, así que también me exijo más. Por ejemplo, mi workout favorito es Poseidon. ¿Por qué? Porque, cada vez que lo hago, lo afronto como un nuevo reto. Pero lo que no te reta, no te cambia. ¿Y no es ese el motivo por el que lo estás haciendo? ¿Cambiarte? ¿Cambiar tu vida?

pistol

Estoy más que orgullosa de mí misma. Mi marido y compañero de entrenamiento está orgulloso de mí, y me gusta pensar que mis hijos, también. Como quiero que sigan estando orgullosos de mí, no voy a parar ahora. Actualmente estoy trabajando en mis Kipping Handstand Pushups (aún no puedo creer que esté diciendo esto), Muscleups y Pistols. Sé que algún día lo lograré porque me pasó lo mismo con las Pullups. Continué practicando y, de pronto, un día conseguí hacerlas.

Pullup

No hay nada mejor que Freeletics para las madres que quieran ponerse en forma. Como he dicho antes, probé muchos otros deportes, pero nada me funcionó así de bien ni de cerca. Lo mejor es que puedo hacerlo en casa y no tengo que ir a un gimnasio. No necesito contratar a una canguro, ni dejar a los niños con nadie. Algunas veces, incluso me miran e intentan hacerlo ellos también. Puedo entrenar con mis amigos y, aun mejor, con mi marido. Se ha convertido en una parte más de nuestras vidas, como lavarnos los dientes.

Mi consejo a todas las madres que estén pensándo empezar con Freeletics es este:

No pongas excusas. Hazlo directamente. Algunos días te dará pereza. Créeme, es normal. A mí también me pasa. Solo tienes que entrenar tu fuerza de voluntad. No dejes que cosas como las Pullups te quiten las ganas. Es algo que aprendes. Conforme te vuelves más fuerte, te vuelves mejor. Nunca deberías abandonar tus sueños ni a ti misma solo porque tengas familia. Busca siempre sitio para ti misma. Para tu vida. Para tus metas. Y nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacerlo, o que te ponga etiquetas.

Estamos en esto juntas. Así que hagamos que nuestros hijos, nuestras familias y nosotras mismas nos llenemos de orgullo. Freeletics es un reto. Es un estilo de vida. Es impresionante.