“Adiós peso, hola confianza.” – La historia de Rodrigo

Header Rodrigo

¿Luchas contra tu peso desde la infancia? ¿Empiezas a dudar si alguna vez serás feliz contigo mismo? Hagas lo que hagas, no te rindas en tus metas. Rodrigo (27 años) de Sao Paulo, Brasil sufrió de baja autoestima durante años. Siempre ha sufrido de sobrepeso, a pesar de ser una persona activa. Pero ahora, después de perder 19 kg en los primeros 6 meses de entrenamiento de Freeletics, se dio cuenta de que todos los objetivos son alcanzables. Le pedimos que compartiera su historia, sabiendo que inspiraría a otras personas en su misma situación. Aquí tienes lo que tenía que contar:

¿Qué experiencias en la vida te impulsaron a convertirte en tu mejor versión?

“Desde que tengo uso de razón, tener la autoestima muy baja ha sido siempre parte de mi personalidad, y eso tuvo un gran impacto en la mayor parte de mi juventud. Siempre he tenido sobrepeso, a pesar de nadar, jugar al baloncesto e ir con regularidad al gimnasio. Lo peor fue que mi peso siempre parecía ser el mismo independientemente de lo que intentara hacer o cambiar. A veces perdía algunos kilos, pero a menudo no tardaba en ganarlos de nuevo. A la edad de 27 años, me dijeron que tenía la presión arterial alta. Eso fue la gota que colmó el vaso para mí; sabía que tenía que encontrar una solución que me permitiera cambiar realmente.”

¿Cómo has oído hablar de Freeletics?

“La primera vez que descubrí Freeletics fue cuando vi el vídeo de transformación de Levent en Facebook. Cuando empecé a investigar un poco más, descubrí la cantidad de personas que utilizaban Freeletics para entrenar y tenían resultados de pérdida de peso para demostrarlo. En ese momento, el programa parecía ser solo el impulso emocional que necesitaba para volver por el buen camino.”

¿Qué te mantuvo motivado?

“Al principio, observé cambios físicos rápidamente que me ayudaron a estar motivado. Como el entrenamiento no era todavía una rutina para mí, necesitaba este empujón para seguir adelante. Al final de la segunda semana, ya sentía una diferencia en mis niveles de energía y de autoestima. Con solo saber que tenía un objetivo en el que estaba trabajando activamente, me ayudó a aumentar mi confianza y me hizo sentir mucho mejor conmigo mismo. Pero no solo era mi actitud la que mejoraba cuanto más entrenaba – cuando me pesé después de la cuarta semana, ¡había perdido ya 4 kg!

Cada semana podía sentir cómo la ropa me quedaba más suelta y mi cuerpo se ponía más fuerte y también era rápido. Incluso cuando mis resultados empezaron a estancarse un poco, no dejé que esto me ralentizara. De hecho, lo usé para motivarme y esforzarme mucho más duro. Ya había tomado una decisión: seguiría con la promesa que me hice a mí mismo y no me rendiría hasta lograrlo.”

¿Cuál fue el mayor desafío al que te has enfrentado en tu transformación?

“Mantener una dieta saludable fue algo con lo que tuve al principio problemas. Como siempre he sido alguien a quien le gusta comer, cambiar mis hábitos fue difícil, al menos lo que puedo decir. Antes de empezar a entrenar, comía grandes cantidades de comida basura con regularidad sin pensarlo dos veces e incluso nunca consideré controlar las porciones en las comidas habituales. Sin embargo, como la alimentación adecuada tiene un papel muy importante en obtener resultados duraderos, sabía que era algo en lo que tenía que trabajar. Y lo hice.”

¿Y cómo es ahora tu alimentación?

“Tiendo a ganar peso con facilidad, así que es fundamental que siga una dieta controlada. Alimentarme con la nutrición adecuada ha sido muy importante en mi transformación y sigue siendo una gran parte de mi vida hoy en día.”

Por último, ¿qué más has aprendido en tu trayectoria como Atleta con Freeletics?

“Entrenar con Freeletics me ha enseñado que nada es imposible cuando realmente te dedicas a ello y que el compromiso es clave para alcanzar el éxito. El mayor y más importante cambio que he notado en mí, desde que empecé a entrenar, fue el gran aumento de confianza en mí mismo. Para alguien que siempre ha luchado por tener autoestima, es muy gratificante ver que esta confianza se consigue a través del entrenamiento en mi vida diaria. Ahora sé que todo es posible si me concentro en algo y me comprometo. Puedo ser quien quiera ser.”

Ahora te toca a ti. No más excusas. Es hora de que empieces tu propia transformación y ser la próxima historia de éxito. ¿Estás listo para mostrarnos lo que tienes?