Cuando el cacao es saludable: 5 reglas de oro

Header Cacao

Los granos de cacao son la fuente de toda felicidad. El chocolate, el cacao en polvo, la mantequilla de cacao: estas son tan solo algunas de las delicias, cuya vida comienza siendo un grano de cacao y termina siendo nuestro plato favorito. Nos gustaría poder decir que este amor se basa en la naturaleza, pero como es frecuente, en algún lugar en la línea de producción, los aditivos como el azúcar y los químicos acaban por modificar la naturaleza del producto. Pero afortunadamente, estamos ayudando a acabar con el problema. A continuación encontrarás una guía de 5 reglas de oro para disfrutar de los beneficios del cacao y no renunciar a su rico sabor:

#1 Mantenerlo natural, mantener la materia prima

¿No sabías que existe diferencias entre el cacao y el cacao en polvo? No eres el único. Mucha gente piensa que el cacao y el cacao en polvo son lo mismo, pero la diferencia radica en su valor nutricional.

El cacao está crudo y es la forma más pura de “chocolate” que puedes encontrar. Contiene varias vitaminas y minerales como el hierro, antioxidantes y calcio, que son conocidos por bajar la presión arterial, proteger contra el daño celular, regular los niveles de insulina, fortalecer los huesos e incluso ponernos de buen humor.

El cacao en polvo por el contrario, empieza siendo lo mismo que el cacao – recolectado de las semillas de la planta de cacao, pero durante el proceso, se calienta a temperaturas mucho más altas, afectando a los granos de cacao y degradando el contenido nutricional. Puede ser más barato y más fácil de conseguir, pero te costará encontrar cacao en polvo sin azúcares añadidos, edulcorantes artificiales o edulcorantes con alto contenido en fructosa.

#2 Sin azúcar por favor

Comprueba siempre la lista de ingredientes y asegúrate de que no haya azúcares añadidos en el cacao en polvo – es una obviedad.

#3 Nada de juego sucio – solo comercio justo

Elige siempre comercio justo. Especialmente con el cacao, no es raro que el trabajo infantil esté involucrado en el proceso. Puede que no afecte el sabor o el valor nutricional, pero es un movimiento importante que todos deberíamos apoyar. #playfair

#4 Siempre negro

Llamada a todos los choco-adictos… a partir de ahora frenen sus antojos con el chocolate negro.

En primer lugar, el chocolate negro tiene un mayor porcentaje de cacao y un porcentaje menor de leche en comparación con el chocolate con leche o el chocolate blanco. Si no lo sabías, los lácteos limitan la capacidad del cuerpo de absorber los fitonutrientes que se encuentran en el chocolate. Y, en segundo lugar, el chocolate con leche y el chocolate blanco tienden a tener más contenido de azúcar.

Un consejo extra: cuando vayas a hacer algo de repostería, intenta intercambiar los trocitos de chocolate por las semillas de cacao. Estas son con diferencia la opción más saludable.

#5 Casero, mil veces bueno

Si leer esto es suficiente para estresarte porque piensas en el tiempo que vas a perder leyendo etiquetas en el supermercado, tenemos una solución: simplifica las cosas y haz tu propio chocolate. Todo lo que necesitas es cacao en polvo crudo y de alta calidad y aceite de coco. También puedes añadir dátiles, miel u otra alternativa al azúcar si no es lo suficientemente dulce para ti. Derrite todo en una sartén a fuego medio (la cantidad depende de la consistencia deseada) – para el espesor añade más cacao puro en polvo y viceversa) y remueve constantemente hasta que quede todo fluido. Échalo por encima de tu fruta favorita o de tu tarta sin azúcar, o déjalo en el frigorífico y cómelo más tarde, como tu tableta de chocolate favorita.

Ahora ya conoces el verdadero cacao sano, puedes disfrutarlo en tu desayuno con avena, en los batidos después del workout, en los snacks y en los postres. Para obtener inspiración y gran cantidad de recetas, prueba el Coach de Nutrition y convierte a tu cocina en la fuente de todas las coas buenas.