No caigas en estos errores demasiado comunes en las Squats

Header SquatMistakes

Las Squats son uno de los ejercicios básicos de Bodyweight, incluidos en muchos workouts de Freeletics. Aunque puede que hayas avanzado y ya hagas Squats con pesas, merece la pena comprobar tu técnica básica en las Squats, ya que es un ejercicio que la mayoría de las personas hace mal. Antes de realizar otra repetición, aquí te indicamos lo que hay que mirar la próxima vez que te lances a hacer una Squat.

No llegar lo suficientemente bajo

El mayor error que comete la gente con las Squats es que no llega lo suficientemente bajo. Esto reduce la efectividad del movimiento porque limita la amplitud de movimiento. Para hacer la Squat ideal, las caderas deben quedar por debajo de las rodillas – por esa razón llaman a este ejercicio “trasero al suelo”.

Para el movimiento correcto y para evitar lesiones, asegúrate de que los pies estén separados el ancho de los hombros para que el cuerpo se mantenga estable mientras bajas hacia el suelo, y asegúrate de que las caderas están más bajas que las rodillas antes de volver a levantarte.

Rodillas volteadas

Este error puede provocar graves resultados y puede causar dolor en las articulaciones a largo plazo. Si las rodillas caen al realizar las Squats, esto hará imposible activar los glúteos. Esto afecta tu fortaleza y la fuerza se pasa involuntariamente a las articulaciones de tus rodillas y de tus ligamentos – generando una antesala para sufrir grandes problemas de rodillas.

Nuestro consejo: céntrate siempre en colocar las rodillas mirando hacia fuera y asegúrate de que estén alineadas con los tobillos durante todo el ejercicio.

Inclinarse demasiado hacia delante

Inclinarse hacia delante no es nada productivo cuando haces Squats. Si quieres que tus Squats sirvan para algo, tu espalda y tu parte superior del cuerpo necesitan estar rectas y lo más vertical posible. Si tienes problemas al mantener el equilibrio, asegúrate de que estás colocando la mayor parte del peso en los talones al bajar. Esto te ayudará a que no te inclines hacia delante y también trabajarás mucho más los glúteos.

Elevar los talones

Si los talones se levantan del suelo cuando estás realizando una Squat, tu movimiento no será estable y esto creará presión en las rodillas al cambiar el peso hacia delante. Céntrate en poner el peso en los talones para que idealmente, puedas levantar los dedos del pie del suelo mientras haces Squats.

Espalda encorvada

Otro punto importante que hay que recordar es mantener la espalda recta y plana. Si la espalda está encorvada al hacer una Squat, esto hace que la columna esté en una posición inestable y ponga presión en los discos intervertebrales, que son muy sensibles a sufrir lesiones. Asegúrate de mantener la columna en una posición neutral con un leve arco en la parte inferior de la espalda al realizar el movimiento.

Embedded content: https://www.youtube.com/embed/xSilxH8TBeA

Céntrate primero en tu técnica, realiza las Squats de Bodyweight perfectas y gana tu estrella – el resto llegará por sí solo. Ya sea haciendo muchas repeticiones, con pesas, diferentes variantes o muy rápido. ¡Disfruta haciendo Squats!