16 particularidades que demuestran que te has convertido en un Atleta Libre

FreeAthlete

Muchos Atletas Libres contemplan Freeletics como filosofía de vida. ¿Haces burpees en sueños? ¿Llevas contigo en todo momento una muda de ropa de deporte? ¿Intentas convencer a toda la oficina para que se unan a tu grupo de entrenamiento? Entonces es oficial: te has convertido en un Atleta Libre.

Aquí te presentamos 16 particularidades que caracterizan a los Atletas Libres. ¿Cuáles te resultan familiares?

  1. Consultar tu feed de Freeletics se ha convertido en un ritual: es lo último que haces antes de irte a dormir y lo primero que haces al despertarte.
  2. Usas el lema de “sin excusas” para todo lo que te planteas hacer. “Es demasiado tarde para sacar la basura”… Sin excusas. “No tengo tiempo para terminar el informe antes del fin de semana”… Sin excusas.
  3. Saludas a tu jefe con un ClapClap en vez de con un apretón de manos.
  4. Cada vez que pasas por delante de un grupo que entrena en el parque, compruebas unos minutos si están haciendo Freeletics, sonríes, dices BIEN y sigues adelante.
  5. “Perfecto para hacer Pullups” es la frase que se te viene a la mente cada vez que ves una barra alta.
  6. Antes de reservar unas vacaciones, siempre compruebas que el destino tenga grupo de entrenamiento.
  7. Te tocas los bíceps, los abdominales o los muslos una vez al día para comprobar tus progresos. ¡¡Sé sincero!!
  8. Superar Aphrodite, Kentauros o cualquier otro dios griego es una mañana de lunes normal para ti.
  9. Tu idea de hacerte un selfie es diferente a la de la mayoría: la foto de la que estás más orgulloso es donde se te ve más sudor.
  10. Comparas cualquier reto difícil que se te presente en la vida con tu primera vez haciendo Aphrodite. Si no es tan duro, significa que no es ningún problema.
  11. Antes de enfrentarte a una tarea, una voz en tu interior te dice “5, 4, 3, 2, 1… Go!”.
  12. Te marcas objetivos para todo:  cada vez que vas a hacer alguna rutina diaria, como lavar los platos, compruebas la hora y ves si has conseguido un nuevo PB.
  13. Evalúas todo lo que haces pensando “¿me he merecido una estrella, o no?”.
  14. Tienes algo importante en el salón, el dormitorio, la oficina y la cocina… 2 x 2 metros de espacio.
  15. Antes decías “necesito buen tiempo para entrenar”. Ahora dices “necesito mejores impermeables”.
  16. Tienes una colchoneta de entrenamiento en casa, otra en la oficina y otra en el coche. Por si acaso.

¿Qué diferencia a un Atleta Libre del resto? Que tiene un objetivo, trabaja para alcanzarlo y lo consigue. Así de fácil.