10 TRUCOS PARA APROVECHAR AL MÁXIMO LAS 24 HORAS DEL DÍA

24HourHacks

Todo el mundo tiene las mismas 24 horas al día. 24 horas para hacer lo que deseas. Dormir. Comer. Trabajar. Socializar. Entrenar. Entonces, ¿por qué algunas personas logran hacer más cosas en este tiempo que otras? Todo se basa en la productividad. ¿Cómo podemos utilizar nuestro tiempo para aprovecharlo al máximo? Deja de desear que el día tenga más horas y empieza a aprovecharlas mejor. Sigue estos sencillos trucos para aprovechar al máximo las próximas 24 horas.

Desconecta de vez en cuando

Hay estudios que demuestran que la persona promedio pasa unas 8,5 horas cada día frente a aparatos electrónicos, de las cuales entre 3 y 4 horas corresponden al teléfono móvil. Ahora imagina lo productivo que serías si utilizaras una de esas horas para hacer algo diferente: salir a correr, entrenar, escribir, leer, estudiar, cocinar o quedar con amigos. Acabarías aprovechando mucho más el tiempo.

Te recomendamos que observes cuánto tiempo pasas utilizando los dispositivos electrónicos cada día y establece un límite. Algunos trucos: dejar de ver la televisión todas las noches o, al menos, cada dos noches, no mirar el correo electrónico si no estás en la oficina y eliminar las aplicaciones de juegos de tu teléfono. Además de perder el tiempo, la exposición constante a aparatos electrónicos empeora la calidad del sueño, y todos sabemos que estar cansado no te lleva a ninguna parte.

Sal a pasear

¿Cuánto tiempo pasas delante del ordenador en el trabajo, sin terminar nada y frustrado? Date un respiro y descansa de vez en cuando.

Un paseo es capaz de resolverlo todo, ya que la conexión entre la mente y los pies es más fuerte de lo que piensas. Cuando vas a dar un paseo, el corazón bombea más rápido, circulando más sangre y oxígeno en los músculos y otros órganos, incluyendo el cerebro. Y eso no es todo. Como caminar no requiere un gran esfuerzo mental, nuestras mentes son libres para deambular, alcanzando el estado mental que nos trae ideas y puntos de vista innovadores. Así que, la próxima vez que te falte creatividad, necesites despejar la mente o no puedas resolver un problema, levántate, ponte el abrigo y sal a la calle.

Escucha música

Hay una razón por la que escuchar música se considera dopaje: muchos estudios demuestran que la música mejora el rendimiento en los deportes. Es un estímulo para el cerebro, nos distrae y baja la tasa de RPE (Rango de Esfuerzo Percibido). No solo hace que nos sintamos mejor al mejorar nuestro estado de ánimo, sino que también sincroniza los movimientos. El cerebro, los músculos, etc. se conectan mejor ya que tienen algo en común que los sincroniza, lo que hace que nos movamos de forma más fluida. Pero, ¿por qué tener solo una lista de reproducción para entrenar?

Si te acelera y te hace ser más productivo, te recomendamos tener varias listas de reproducción para tu vida diaria. Las tareas aburridas que se hacen eternas, como aspirar, planchar, limpiar el coche o hacer la compra, se pueden acelerar y hacer más amenas con la lista de reproducción adecuada. Pruébalo.

Trabaja en una cosa hasta que la hayas terminado

Existe un nombre para cuando trabajas en 10 cosas diferentes a la vez sin terminar nada: se llama procrastinación. Y la procrastinación prácticamente significa perder el tiempo. En lugar de tener 10 proyectos sin terminar, céntrate en completar uno cada vez. Puede que te lleve más tiempo. Puede que necesites más concentración. Pero es mejor que acabar el día sin tener nada terminado. Todas las mañanas, haz una lista de cosas que tienes que hacer ese día y enuméralas del 1 al 10, según su dificultad y el tiempo que requieren. Luego, empieza con la tarea más difícil y que más tiempo te lleve realizar de la lista y avanza por la lista de arriba a abajo, terminando cada una de las tareas antes de empezar la siguiente.

Levántate antes

Algunas de las personas más exitosas y felices del mundo son madrugadoras. Parecen tener una ventaja sobre los demás. Y por eso merece la pena adoptar este hábito. Si quieres conseguir más cosas durante el día, es sencillo: madruga. Levántate con suficiente tiempo para planear tu día y prepararte para afrontarlo. Intenta despertarte 2 o 3 horas antes de empezar tu jornada laboral. Cuando te despiertas tarde, te pasas el resto del tiempo mal preparado e intentando ponerte al día. También puedes aprovechar ese tiempo adicional por la mañana haciendo ejercicio, para así no tener que hacerlo más tarde. Por la mañana es cuando nuestra fuerza de voluntad está en su punto álgido y es más fuerte, por lo tanto, si eres alguien que tiene dificultades para seguir una rutina de entrenamiento, esas horas extra podrían ser lo que necesitas. Lo sabemos, lo sabemos… es más fácil decirlo que hacerlo. Pero también sabemos que solo es cuestión de tiempo y de acostumbrarse. Empieza ahora y conviértete en una persona madrugadora.

Dúchate con agua fría

Si entrenas por la mañana, conoces esa sensación después de darte una ducha de agua caliente: totalmente relajado y listo para ir a la cama. Pero eso no es lo que quieres cuando tienes un largo día por delante. Por eso, la ducha de agua fría es un truco cada vez más utilizado para sacar más tiempo al día. ¿Por qué deberías probarlo? Unos cuantos minutos bajo el agua fría por la mañana pueden mejorar tu estado de ánimo, hacer que te sientas con más energía y mejorar la concentración. Ok, quizás no sea el método más agradable, pero te despierta y te prepara para tomar el control de tu día. Además… se dice que aumenta el sistema inmunológico y acelera la regeneración. Por lo que merece la pena intentarlo, ¿no crees?

Aprende a decir “NO”

Este truco es sencillo: no tienes que decir siempre sí. Evita asumir demasiadas tareas y rechaza aquellas que te impiden centrarte en tus objetivos o en las cosas que de verdad te importan. Decir no, no es una señal de debilidad. Es una forma de establecer prioridades.

Haz ejercicio

Haz que el ejercicio forme parte de tu rutina matutina. Un buen workout mejora tu capacidad de prestar atención y tu estado de ánimo. El ejercicio pone a tu cerebro a trabajar y te hace sentir más ambicioso para asumir nuevos retos ese día.

Utiliza tu domingo por la tarde de forma sensata

¿Aprovechas el domingo para no hacer nada? Es hora de cambiar el chip. En vez de visualizar el domingo como el último día de la semana, es mejor verlo como el comienzo de la semana. Sobre las 5 de la tarde o un par de horas antes de cenar, reserva algo de tiempo para planear los siguientes días: ¿Qué quieres conseguir? ¿A qué posibles obstáculos tendrás que enfrentarte? Escribe a tus compañeros de entrenamiento y organiza tus sesiones de entrenamiento. Piensa en tu plan de comidas para toda la semana y empieza a preparar los ingredientes con anticipación. Cuánto más te prepares el domingo por la noche, menos tiempo pasarás haciéndolo el resto de días, lo que significa que tendrás más tiempo para hacer las cosas que realmente disfrutas y para trabajar en tus objetivos. Cuando termines con la planificación, puedes cenar y relajarte. Ya estás preparado para encarar el lunes, así que no tienes que preocuparte de nada.

No pongas excusas

En el camino al éxito, “no existen las excusas”. Esto es lo más importante que tienes que decirte a ti mismo. Nunca “es demasiado tarde”, “hace demasiado frío”, “está demasiado oscuro” o “es demasiado temprano”. El tiempo no es algo que algunos tengan en mayor o menor cantidad, es algo que todos podemos aprovechar. Y cuando dices que no lo tienes, entonces se vuelve verdad. Así que este año, deja de desear tener más tiempo y empieza a aprovecharlo mejor. Más tiempo = Más vida. #MoreLife.

Si tienes problemas para decidir cómo emplear el tiempo, responde a estas tres preguntas: si supieras que tu siguiente proyecto va a ser todo un éxito, ¿qué harías? Si solo tuvieras dos meses de vida, ¿cómo aprovecharías el tiempo? Si tuvieras un cheque en blanco, ¿cómo pasarías el tiempo? Responder a estas tres preguntas puede, en realidad, ayudarnos a saber cuáles son nuestras prioridades y cómo aprovechar el tiempo de forma satisfactoria.

Cada día es una nueva oportunidad para convertirte en la persona que quieres ser. Destaca entre la multitud y haz que tus 24 horas cuenten.