Qué incluir en tu rutina de las mañanas para ayudarte a tomar el control del día

Morning routine Content

No. Pero puedes elegir cuánto tiempo te dedicas a ti mismo, a tus objetivos y a tus intereses. Todo empieza con una rutina matutina correcta.

Se trata de elegir aquello que te haga feliz y llevarlo a cabo en cuanto te levantes. Antes que cualquier otra cosa. ¿Por qué? Porque eso es lo que te va poner de buen humor y te va a preparar para enfrentarte al mundo. Así que incorpora estos consejos a tu rutina de todas las mañanas. Y podrás conquistar el resto del día.

Ejercicio

Elige que lo primero que hagas por la mañana sea entrenar. Es en ese momento cuando tu fuerza de voluntad es más fuerte y es menos probable que lo dejes para más tarde. Además, sabes lo bien que te sientes después de hacer ejercicio, ¿verdad? Liberas endorfinas que te hacen feliz. Da igual el tiempo que emplees: puede ser una run de 10 minutos, Metis o Aphrodite. Si lo haces, empezarás el día menos estresado y más centrado. ¿Te imaginas una forma mejor de hacerlo?

Sal a la calle

La luz natural y el aire fresco son, por sí solos, la mejor forma de despejar la mente y despertarse. Si eres de los que se mete en el coche para ir al trabajo y luego camina hasta llegar a la oficina sabrás que no hay nada de disfrute en ello. En lugar de eso, haz tiempo para salir a la calle por las mañanas. No hace falta que des una caminata larguísima. Ve andando al trabajo o incluso a tomar un café al bar de enfrente. Estas pequeñas cosas harán que estés más positivo y te sientas más fresco.

Practica algún hobby

Tómate 10 minutos para hacer algo que te guste. Sea lo que sea, si empiezas el día con alguna actividad de la que disfrutas, el resto del día vendrá rodado. Así que aprende otro idioma. Lee un libro. Prueba una nueva receta para la comida de ese día. Porque si siempre pospones tus pequeños éxitos, te conviertes en un esclavo de tu trabajo y de otras exigencias.

Elige algo productivo

Haz una lista y elige la cosa más productiva que debes hacer ese día. Y que sea lo primero que haces por la mañana. Es el momento en el que tendrás la máxima energía para completarla de verdad y hacerlo bien. Organiza las comidas de la semana o planifica tus finanzas. Sea lo que sea, cuando termines de hacerlo sentirás que has progresado. Y ese es el inicio de un día productivo.

Todos los días están llenos de posibilidades. Las mañanas son el momento en el que decides cómo actuar ante ellas. Así que haz ejercicio, sal a tomar el aire fresco, practica algún hobby que te guste y haz algo productivo para empezar el día. Todo esto hará que te levantes con buen pie cada mañana. Incorpora estos consejos a tu rutina de todas las mañanas.