Cambiar de ritmo: Por qué es necesario aplicar diferentes velocidades.

Header Paces BW update Campaign 3 von 35

¿Te estás preguntando por qué algunos workouts y ejercicios de Freeletics necesitan que los completes a una velocidad determinada? Un ritmo lento, moderado, rápido, dar el máximo… ¿cuál es la razón detrás de todo esto? ¿Por qué no puedo dar el máximo todo el tiempo?

Hacer un ejercicio a diferentes ritmos cambia completamente el ejercicio. En los workouts originales de los Dioses como Aphrodite o Helios, por supuesto que tendrás siempre que intentar ir lo más rápido posible para superar tu Personal Best. Sin embargo, en los entrenamientos de intervalos y en los ejercicios técnicos, el Coach indicará a qué velocidad entrenar. Recuerda, #CoachKnows. Sin embargo, es muy importante seguir las instrucciones del Coach para maximizar el efecto de entrenamiento.

En Freeletics, existen cuatro ritmos diferentes: lento, moderado, rápido y máximo. Aquí te presentamos el efecto deseado para cada ritmo, y los consejos para llevarlo a cabo correctamente.

Ritmo lento

Se utiliza este ritmo para aumentar el tiempo bajo presión y para aprender nuevos ejercicios.

Cuando el Coach te indica ir “lento”, tienes que realizar los ejercicios tan lento como puedas. Así puedes acostumbrarte de manera segura a un nuevo patrón de movimiento y aprender el movimiento correctamente desde el principio.

Sin embargo, incluso los ejercicios que conoces bien pueden ser un reto cuando los realizas lo más lento posible. Por ejemplo, el ejercicio Pushup: si ralentizas el movimiento, usando 10 segundos para bajar y otros 10 segundos para subir, un Pushup puede, incluso, convertirse en un verdadero reto. Así que cada vez que el Coach te indique ir despacio, ve lo más lento posible para mejorar tu forma y maximizar el tiempo bajo presión de tus músculos.

Ritmo moderado

El ritmo moderado sirve para maximizar tu calidad de movimiento. Es un ritmo cómodo y controlado. Céntrate en tu técnica y ejecuta los movimientos tan precisos como puedas. No te apresures. Pisa un poco el freno para sentir realmente el movimiento de los ejercicios. Así es como se puede mejorar la forma de manera continua.

Ritmo rápido

Mientras que ir lento te ayuda a mejorar tu técnica y a aprender un ejercicio, ir más rápido exige más del sistema cardiovascular, ya que tu ritmo cardíaco aumentará de manera significante. Intenta realizar todos los ejercicios a un ritmo rápido e intenta mantener este ritmo, sin ralentizar durante el workout. Esto te ayudará a disminuir el tiempo de cambio entre los ejercicios individuales y a acostumbrarte a una mayor velocidad de entrenamiento. Es muy importante mantener una calidad de movimiento alta a pesar de que el entrenamiento sea más exigente.

Ritmo máximo

Un ritmo máximo significa realmente darlo todo, ir lo más rápido posible. Pero nunca sacrifiques la calidad de movimiento por velocidad. A medida que progresas a través de un workout, te cansarás, haciéndolo más difícil para centrarte en una ejecución precisa. Sabemos que es difícil pero intenta esforzarte y mantén la velocidad. Ve lo más rápido que puedas, usando los descansos que hay entre medias para recuperarse. Este ritmo te ayudará a conocer tu verdadero ritmo máximo y a mantener mayores velocidades durante más tiempo.

Rápido o despacio, da lo mejor de ti mismo y progresarás. Cuanto más entrenes a diferentes velocidades, más valorarás la diversidad del entrenamiento. Te harás más fuerte, tu velocidad máxima aumentará y batirás tus PBs. El Coach te ofrece la manera más eficiente de progresar y sacar el máximo partido de tu entrenamiento. #CoachKnows, así que sigue sus consejos y continúa logrando objetivos.