Una paramédica con una pasión – La historia de Lisa

Header LisasStory

Lisa Boller (23) de Marburg no es la típica paramédica, también es estudiante de medicina. Encontrar tiempo en su apretada agenda para estar en forma nunca fue una prioridad para ella, hasta que su falta de ejercicio empezó a afectar a su trabajo. Pero en lugar de aceptar el desafío para mejorar, dio un paso más allá y lo convirtió en su pasión. Esta es la historia de Lisa con Freeletics:

Mi trabajo como paramédica puede ser duro en el mejor de los casos. Además de la fuerza mental que necesito para estar centrada en el trabajo, también implica mucho trabajo pesado. No es fácil para alguien quien solía ser una completa adicta a la televisión. Siempre que tenía que llevar el ECG y el equipo para una misión de rescate por un tramo de escaleras, terminaba completamente sin respiración. Sabía que algo tenía que cambiar, y rápido. Así no es como debería ser una paramédica. Especialmente cuando otras personas dependen de mí. Por esa razón empecé a preguntarme qué podía hacer para cambiar las cosas.

En 2016, ambos, mi hermano y mi padre me dieron a conocer Freeletics. Esto era exactamente el empujón que necesitaba para ponerme manos a la obra, así que empecé a entrenar. Más o menos al mismo tiempo que empecé a entrenar con Freeletics, mi hermano me inspiró para empezar un entrenamiento de carreras de obstáculos, y decidí prepararlo combinando Freeletics Bodyweight, Running y Gym. Gracias al completo condicionamiento que me proporcionó, pronto dominé mi primera carrera de obstáculos, una carrera Xletix en Gelsenkirchen al norte de Alemania. Desde entonces, mi amor por las carreras de obstáculos se ha convertido en una pasión y en una parte increíblemente importante de mi nueva vida. Ya me he apuntado a 4 carreras este año, y planeo completar unas 10 más.

Y eso no es lo mejor. Mi trabajo es ayudar a otras personas, lo que se ha beneficiado claramente, así como, las mejoras en mi forma física. A veces es difícil recordar los días en que levantar cosas pesadas era un gran desafío para mí, los días en que me intimidaban un par de tramos de escaleras. Al saber de lo que estoy capacitada ahora, es difícil creer que antes solía ser así. Por fin tengo la confianza que me faltaba para hacer lo mejor en el trabajo, y asegurarme de que otros pueden depender de mí.

Hasta el día de hoy, he perdido casi 11 kg. Freeletics me ha proporcionado la fuerza que necesitaba para hacerlo lo mejor posible, tanto en el trabajo como en mi vida personal. A menudo me preguntan: ¿cómo lo has hecho? ¿Cómo has conseguido tener tanta confianza en ti misma, estar en forma y ser feliz? La respuesta es: he trabajado duro. Me encanta oír que inspiro a otras personas y que soy un gran ejemplo de disciplina, porque, al fin y al cabo, quiero motivar e inspirar a otros para lograr lo que tengo. Cualquier cosa es posible cuando crees en ti mismo y te lo propones.