¿Geles o barritas? La batalla energética

Header

Algunos Runners beben geles ricos en hidratos de carbono para poder llevar a cabo una maratón, otros prefieren tomar las barritas energéticas. Alimentarse bien para llevar a cabo carreras largas es igual de importante que entrenar para correrlas. Por eso, elegir la fuente de energía adecuada para la mitad de la carrera debe estar como prioridad en tu lista de preparación. Si tienes como objetivo correr una maratón o simplemente quieres aumentar algunos cuantos kilómetros más este mes, nunca es tarde para probar fuentes de energía y saber cuál es la que mejor se adapta a ti. Hoy nuestro equipo de Runners experimentados comparte algunas ventajas y desventajas:

Snacks para mitad de la carrera

No nos malinterpretes, no todo el mundo necesita obtener energía durante una carrera. Los músculos tienen suficiente glucógeno almacenado para poder correr durante una hora. Sin embargo, para carreras más largas de una hora, por ejemplo, durante una media maratón o una maratón, el cuerpo necesitará algún tipo de fuente de energía para quemar y mantener el motor en funcionamiento.

¿Cada cuánto es necesario recargarse de energía?

La mayoría de los vendedores te dirán que necesitas al menos 5 barritas o geles durante una maratón, y tomar una cada 10km empezando desde el km 10, una más por si acaso. Y dado que tienes una oferta de 6 y recibes 1 gratis, ¡¿por qué no llevarse 7?! Por experiencia, te recomendamos llevarte menos. En primer lugar, no tienes porqué depender del snack de mitad de carrera, especialmente si realmente no lo necesitas. En segundo lugar, no es raro que los Runners sufran hinchazones, calambres y otros problemas estomacales como consecuencia de consumir tantos snacks ricos en hidratos de carbono, cafeína y fructosa durante la carrera. Para la próxima carrera larga, lleva contigo 5 (por si acaso), pero ten como objetivo consumir 2 y que sea más al inicio que al final de la carrera. Durante este tipo de carreras largas, el cuerpo puede parar el funcionamiento del estómago por completo o reducirlo para almacenar y economizar la energía. Por esa razón, no es extraño ver, cerca de la meta, a Runners vomitando justo después de comer algo.

Ahora echemos un vistazo a tus opciones:

Barritas energéticas

Las barritas energéticas normalmente contienen hidratos de carbono así como proteínas, grasa y micronutrientes. Las diferentes barritas tienen diferentes funciones y beneficios cuando se consumen antes, durante o después de realizar ejercicio y esto está normalmente indicado en la etiqueta.

Ventajas: si eres un entusiasta o disfrutas experimentando cosas nuevas, las barritas podrían ser la mejor opción para ti. Hay mucha más variedad de sabores, ingredientes y contenido nutricional. Hoy en día puedes incluso encontrar barritas energéticas paleo y veganas. Muchas barritas contienen proteínas, aunque estas últimas no te den necesariamente energía durante una carrera, pueden acelerar el proceso de recuperación.

Desventajas: a diferencia de los geles, las barritas energéticas se derriten con el calor y se endurecen con el frío. Nadie quiere lidiar con el caos que puede crear una barrita energética derretida en el bolsillo y tampoco con una barrita dura como una piedra que también es difícil de comer durante una carrera y puede desconcentrar al Runner. También una tasa alta de fibra o de grasa puede inhibir la absorción de hidratos de carbono y provocar malestar estomacal o calambres. Además, una barrita energética no te hidratará como hará el gel (con agua añadida).

Geles

Los geles energéticos son una manera de recargar las reservas de hidratos de carbono que se vacían al correr. Un paquete de gel de una porción se compone de una mezcla de glucosa y fructosa y normalmente contiene 20-30 g de hidratos de carbono, también sodio.

Ventajas: Los geles son mucho más densos en energía que las barritas energéticas y las bebidas. También se pueden comprar en útiles bolsitas pequeñas que resultan fáciles de llevar, guardar en la riñonera o en el bolsillo. Otra ventaja que hay que tener en cuenta es la gran variedad de sabores que se puede elegir. Te recomendamos que pruebes algunos sabores diferentes antes de la carrera y observes cómo reacciona el estómago. Como los geles están en forma líquida, no se van a aplastar ni quedar pastosos, y tampoco tendrás que preocuparte si se derriten con el calor. Como nuestro cerebro se queda sin el glucógeno almacenado en la sangre, los geles son una buena manera de despertarnos cuando empezamos a sentirnos mareados o confusos al final de una larga carrera.

Desventajas: No todos los estómagos pueden controlar los geles altamente concentrados y muchos Runners se quejan de sufrir calambres, nauseas o hinchazón al consumir geles de hidratos de carbono. Intenta llevar contigo la versión que no necesita agua, sino los geles pueden resultar desagradablemente espesos y pegajosos. También es importante que prestes atención si tienes alguna intolerancia a la fructosa, entonces será mejor evitar tomar los geles en este caso.

¿Qué sucede si se toma un banano (plátano)?

Nada. Esta fruta está llena de fibra, es ligera y fácil de digerir para la mayoría y también es la opción más barata. Por eso se suele repartir bananos (plátanos) en los puntos de avituallamiento durante las maratones. Sin embargo, la ventaja de los alimentos especializados para el deporte es que también proporcionan al cuerpo otros elementos que este necesita como el sodio, el magnesio, la cafeína y las proteínas. Además un banano (plátano) blando, magullado y marrón que se ha llevado durante la carrera, es probable que haga más daño que bien.

Veredicto final

Prueba ambos. Pruébalos a menudo. Pruébalos con antelación. Cada cuerpo reacciona de forma diferente y si quieres evitar problemas estomacales, entonces necesitas saber qué puede aguantar tu estómago en una carrera larga. Toma nota de nuestro consejo y empieza tu preparación antes de la carrera con la energía adecuada lo antes posible.