Más rápido, más alto, más lejos: Subidón de energía gracias a la cafeína

Caffeine 600x29311

Seguro que conoces esta situación: suena el despertador por la mañana temprano. Medio dormido, te arrastras hasta la cocina. Lo primero es lo primero: el café. Para muchos de nosotros, un café por la mañana es indispensable antes de hacer cualquier otra cosa. Muy poca gente sale de casa antes de haberse bebido al menos una taza. El café nos despierta y previene el cansancio. Pero, ¿por qué? El responsable es la cafeína. ¿Cuáles son los efectos de este ingrediente en el cuerpo y en el rendimiento al entrenar, y qué otras bebidas contienen cafeína además del café? Te lo contamos todo aquí.

¿Qué es la cafeína?

La cafeína es un fitoquímico (sustancia vegetal secundaria) que se encuentra principalmente en los granos de la planta del café, en las hojas de los arbustos de té y mate, y en la planta de la guaraná. La cafeína se produce en sus hojas mediante el proceso de fotosíntesis. La cafeína tiene un sabor natural amargo, algo que suele ocultarse en las bebidas añadiendo mucha azúcar.

¿Cómo funciona la cafeína?

Los efectos de la cafeína son muy diversos. Los sistemas nervioso y cardíaco se ven especialmente estimulados por la cafeína. ¿De mal humor? La cafeína es todo un potenciador del humor, produciendo un efecto positivo sobre el estado anímico y espiritual. Aumenta la capacidad de atención, concentración y contrarresta la fatiga. Hasta cierto punto también mejora la memoria. Como la cafeína tiene efectos tan positivos para tu rendimiento mental, lucha contra cualquier bajada de energía.

Y no solo proporciona beneficios mentales, sino que, además, es extremadamente beneficiosa para tu cuerpo. Consumir altas dosis de cafeína aumenta el ritmo cardíaco: el corazón late más rápido y más fuerte, aumentando así la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea. El resultado: nos sentimos en forma y con energía.

¿Cómo afecta la cafeína a tu rendimiento atlético?

Más rápido, más alto, más fuerte: la cafeína también tiene ventajas para el deporte. Aumenta la capacidad de atención y concentración, por ejemplo, tus reacciones. Los efectos de la cafeína también retrasan la aparición del agotamiento y del cansancio.

La cafeína puede motivarte. Mantiene tu circulación en marcha. Te mantiene más alerta. Te proporciona más atención y energía. Puede aumentar tu rendimiento. Y te ofrece el subidón de energía que necesitas en el momento crucial de tu workout.

Todo consiste en calcular bien la proporción

El requisito indispensable es tomar siempre la cantidad adecuada para tu cuerpo y para ti. Si consumes demasiada cafeína, no sentirás efectos positivos. ¿Por qué? Porque tu cuerpo se acostumbra a la dosis de cafeína. Si la consumes en altas dosis, también puede causar insomnio, nerviosismo y molestias gastrointestinales. También pueden empeorar tus habilidades de motricidad fina, y eso no es muy aconsejable si las necesitas para trabajar. Incluso una única taza de café puede causar un aumento de la frecuencia cardíaca de una persona, mientras que otra quizás no sienta absolutamente nada. La reacción del cuerpo puede variar de persona a persona. Pero es muy importante recordar que no es buena idea ingerir cafeína antes de irte a la cama. Intenta tomarte la última taza de café o té después del almuerzo o la cena. De lo contrario, es poco probable que puedas dormir bien durante toda la noche.

Bebidas con cafeína: ¿qué cantidad contienen?

Café

El café es la bebida caliente con cafeína más famosa. Se hace con el grano de café y, en comparación con el té y con otras bebidas energéticas, contiene los mayores niveles de cafeína. Sin embargo, el tipo de café, la forma en la que esté preparado (la proporción de agua por café) y el tipo de procesamiento son solo varios de los factores que influyen en la cantidad de cafeína que contiene el café. Latte macchiato, capuchino o café con leche: las diferentes especialidades de café suelen contener más leche que café. Y los diferentes sabores le confieren un sabor especial. Para disfrutar del café sin calorías, bébelo con poca leche y azúcar o, aun mejor, negro. Si no puedes evitar endulzarlo, puedes utilizar stevia como alternativa al azúcar.

El té se encuentra entre las bebidas con cafeína favoritas. Calienta, relaja y también es una fantástica bebida veraniega si se sirve frío. Verde, negro, o blanco, en bolsitas o en polvo, el té está disponible en muchas variedades. Dependiendo del tipo de té, varía el contenido de cafeína. Especialmente el té verde contiene mucha, por ejemplo.

El efecto de la cafeína derivada de la planta del té (también llamada teína) es mucho más lento que la que se encuentra en el café, pero dura más tiempo.

Otros ingredientes del té, como los antioxidantes, los minerales, las vitaminas o los oligoelementos pueden resultar muy beneficiosos para nuestra salud. Después de una sesión de entrenamiento, el té puede contribuir a tu regeneración y relajación, poniéndote rápidamente en plena forma.

Por cierto: no todos los tipos de té contienen cafeína. Solo los tés clásicos, como el negro o el verde. Sin embargo, el té de frutas o las infusiones, como la menta poleo o la manzanilla, no contienen cafeína.

¿Cuál es tu favorito? ¿El café? ¿El té? ¿O hay otra bebida con cafeína a la que no puedes resistirte? Queremos saberlo. Deja un comentario abajo.