Mejor rutina, mejor rendimiento

header41

¿Tienes dificultades para retomar alguna rutina tras las vacaciones? ¿Crees que no duermes bien? ¿Afecta esto a tu rendimiento? No te conformes con dormir de manera mediocre. El sueño es un elemento de gran importancia. Es necesario dormir el tiempo adecuado para, así, poder empezar el día con mejor humor y con la capacidad de centrarte en tus metas. Un sueño de calidad proporciona un mayor grado de motivación. Al despertarte sentirás menos cansancio y una gran disposición a comenzar tu día con un workout y a afrontarlo de manera más positiva.

Para despertarte con determinación, tienes que irte a la cama con satisfacción. A continuación te presentamos una serie de consejos que te ayudarán a crear una rutina que te aporte un sueño de mayor calidad, un despertar más fácil y un mejor rendimiento.

Programa una alarma para irte a la cama

el patrón de sueño de muchas personas puede haber cambiado durante las vacaciones de Navidad. Trasnochar y levantarse tarde conlleva una posible dificultad a la hora de retomar la rutina anterior. En lugar de levantarte a la mañana siguiente arrepintiéndote de no haberte ido a la cama antes, programa una alarma para irte a dormir.

Evita las cenas pesadas y a horas intempestivas

Hacer la digestión mientras duermes es lo primero que tienes que evitar, por lo que procura no cenar demasiado antes de irte a la cama. Intenta siempre que la comida pesada sea temprano y, en caso de que necesites comer algo más un poco más tarde, que sea algo ligero.

Date una ducha o un baño caliente

Una ducha o un baño caliente antes de irte a la cama te ayudará a relajarte, por lo que conciliarás el sueño con rapidez y dormirás mejor. Esta es la mejor manera de despertarte con ganas de comenzar el día con un workout.

No pulses el botón de repetición de alarma

No vas a conseguir sueño de calidad entre alarma y alarma, por lo que, en lugar de aplazar la alarma cada 10 minutos, simplemente prográmala para un poco más tarde. De esta manera conseguirás un sueño de mayor calidad durante más tiempo.

Desconecta antes de irte a la cama

Apaga la televisión, el smartphone, el portátil y todos los demás dispositivos una hora o 30 minutos antes de irte a la cama, pues incitan a tu cerebro a mantenerse despierto y alerta, que es justo lo contrario de lo que debería suceder cuando tienes programado un Aphrodite a las 6 de la mañana.

No permitas que la falta de sueño afecte a tu rendimiento. Sigue estas reglas y te despertarás con mejor humor, con más energía y con todo de tu lado para comerte el día. Trata al sueño con respeto. No lo subestimes. Asegúrate de dormir lo suficiente, pues un sueño de calidad y de bastantes horas te ayudará a comenzar el día como si fuese a ser el mejor de tu vida.

Nos gustaría que nos contases con qué grado de dificultad has retomado tu rutina. ¿Qué haces antes de irte a la cama para dormir mejor? Déjanos un comentario abajo.