5 consejos para que te vistas como un atleta

Header Phil 11

El momento en el que un auténtico atleta se pone su equipaje, es en el que está listo para competir. Listo para actuar. En el caso de un atleta libre es igual. Tienes que elegir la ropa adecuada para los workouts. Prendas que, además de ser bonitas y cómodas, sean con las que sientas que estás preparado para darlo todo y rendir al máximo. Para que te hagas una idea mejor, a continuación encontrarás algunos consejos sobre la ropa adecuada para hacer ejercicio.

Pruébate la ropa de entrenamiento primero

Si te pruebas la ropa para hacer ejercicio antes de elegirla te aseguras de que, además de que te viene bien, te sientes como un atleta con ella puesta. Cuando te pones la vestimenta adecuada, sabes que vas a obtener una estrella con tu rendimiento. Pero si pides o compras algo sin habértelo probado, no podrás saberlo. Crea un equilibrio entre lo que es bonito y lo que es funcional. Es importante que te sientas bien con la ropa que lleves, pero no te la has comprado para lucirla sino para rendir al máximo. Para alcanzar una PB. Así que necesitas algo que te vaya a ayudar con eso. Intenta hacer squats o situps con esa ropa antes de elegirla. La ropa tiene que permitir quel el cuerpo realice cualquier movimiento.

Elige las zapatillas con cuidado

Puede que las zapatillas de deporte sean la pieza más importante del material que tendrás que comprar. Si no eliges las zapatillas adecuadas para el deporte que vayas a practicar, no cumplirán su función. Y esto puede llevar a fracturas por sobrecarga. Ve a una tienda especializada y pídele a un empleado que te ayude a econtrar las zapatillas adecuadas para Freeletics y para tu cuerpo. No las mantengas mucho tiempo. Si entrenas 4 veces a la semana, se gastarán después de correr unos 600-800 km, o después de una cantidad equivalente de burpees, saltos y squats. Si te duelen las rodillas, los pies o incluso los lumbares cuando entrenas, puede que necesites unas zapatillas nuevas.

Ten en cuenta el tiempo que haga

Muchos atletas entrenan de camino a casa después del trabajo o entre clase y clase en la universidad. Esto quiere decir que cogen ropa de deporte por la mañana, antes de salir por la puerta. Así que, estate preparado. Coge capas extra y distintas opciones. Recuerda: el tiempo no es una excusa. Así que si empieza a granizar o a nevar, tienes elección: o te mojas hasta la médula, o te pones esa capa extra que habías cogido.

No te pongas la misma ropa para hacer distintos deportes

Nunca verás a un futbolista en el campo vestido con un equipaje de baloncesto. Igual que no llevarías lo que te pones un sábado por la noche para ir a trabajar. Son prendas diseñadas para cosas distintas. Para movimientos distintos. Para funciones distintas. Por ejemplo, los leggings para entrenar que llevan una riñonera con cremallera detrás son perfectos para llevar las llaves cuando haces running. Pero no hay nada peor que la cremallera se te clave en la espalda cuando estás haciendo situps.

Ten en cuenta los tejidos

Algunos están diseñados para repeler el sudor de la piel mientras se hace ejercicio. Otros lo absorben. Has de escoger tejidos transpirables con polipropileno para practicar Freeletics. Porque permiten que el sudor se evapore de la piel cuando sudas mucho. El algodón absorbe el sudor y pesará y se mojará cada vez más mientras haces ejercicio. Si has hecho un workout como Aphrodite o Ares, sabrás el calor que acabas teniendo. Así que evita los materiales elásticos o plásticos pues, en lugar de refrescarte, calientan aún más el cuerpo.

Un atleta no escoge cualquier ropa para hacer ejercicio. Selecciona cada prenda para ayudarle a sentirse y a moverse como un atleta. Eso es lo que diferencia a los profesionales de los que se lo toman como un pasatiempo. Haz caso a estos consejos y te sentirás y rendirás como un atleta.

Queremos saber TU opinión. ¿Tienes alguna prenda de ropa en la que confías para entrenar? ¿En qué prenda debería invertir todo atleta?