Redefine tus límites: “Cada día creo que tengo que demostrar quién soy”

steffi heroshot less grain

“Los límites no nos detienen. Nos impulsan.”

Dicen que el talento es natural, la excelencia es una elección y Steffi Marth no puede estar más de acuerdo con estos argumentos. A pesar de que ya está en lo más alto de las tablas de clasificación en todo el mundo, la ciclista de montaña profesional y de BMX procedente de Alemania nunca ha dejado de apuntar más alto. En lugar de permitir que sus miedos, sus dudas y sus límites la retuvieran, junto con Freeletics, estas son las cosas que la impulsan hacia adelante. Aquí, Steffi habla de sus luchas, de sus fortalezas, de la competitividad y de lo que significa para ella “Redefinir tus límites”.

¿Cómo empezaste con el ciclismo de montaña y a competir?

“Creo que tenía unos 12 años cuando construyeron un circuito de BMX en mi ciudad natal. De niña estaba siempre al aire libre, así que este lugar se convirtió en mi paraíso. No había gente, tampoco coches, ni casas, tan solo nosotros de niños divirtiéndonos con nuestras bicicletas y disfrutando de la velocidad que podíamos tomar al rodar por esas colinas. Entonces, supe de inmediato que esto era lo que quería hacer.

Comencé a competir al poco tiempo de empezar. Siempre me encantó competir para ser la mejor y trabajar duro. Después de ganar algunas competiciones de BMX, mis padres pusieron su granito de arena también y compraron una caravana para poder viajar por Alemania y Europa. ¡Después de eso, no había manera de pararme! Después de llevar de ocho a diez años compitiendo en BMX, decidí probar el ciclismo de montaña y para mi sorpresa, gané la primera carrera que realicé en mi vida sin entrenar. Así, es cómo empecé a competir en ambas disciplinas. Participé varias temporadas en la Copa del Mundo 4x y luego en enduro, en freeride y, más recientemente, en la Copa del Mundo de descenso. Soy cinco veces campeona nacional de BMX y 4x y gané la medalla de bronce en los Campeonatos del Mundo 4x de 2014 y 2015.”

¿Qué es lo que te atrae del deporte?

“El ciclismo de montaña es sinónimo de acción, velocidad y emoción, pero en un entorno tranquilo. Para mí, todo se basa en estar fuera en la naturaleza y de sentirme sin límites. Es pura libertad. Puedo ir a cualquier lugar tan rápido como desee. Me encanta incluso subir a la cima de una montaña empinada. Es duro, pero en cuanto alcanzo la cima, mi agotamiento se convierte en satisfacción. Sé que he trabajado duro para llegar hasta allí, y luego no puedo esperar a volver a bajar a toda velocidad. Es lo mejor que me ha pasado y me siento afortunada de que convertí mi pasión en mi trabajo. Pero sé que mucho de esto se debe a mi trabajo duro.“

Entonces, ¿dirías que tu éxito se debe a la suerte, al talento o al trabajo duro?

“Para ser totalmente sincera, siempre he dudado de mí misma. Incluso después de 18 años compitiendo en ciclismo de montaña y BMX, nunca sentí tener talento para el deporte o que pudiera tener éxito. Creo que la razón por la que llegué tan lejos se debe a mi determinación y a mi ambición.

A pesar de haberlo hecho bien en el pasado, nunca me bastará con ser una buena atleta. Todavía me despierto pensando que no soy lo suficientemente buena y que lo puedo hacer muchísimo mejor. Claro, cuando miro mis medallas y trofeos, sé que he conseguido mucho, pero sigue siendo estresante porque sé que puedo hacer más. Pero en cuanto me subo a la bicicleta y estoy en la naturaleza, me olvido de todo esto y soy feliz de poder montar en bici en ese momento.”

¿Qué es lo que has entrenado más duro?

“La práctica de BMX es realmente física, tienes que tener unas piernas fuertes y mucha fuerza para hacer sprints. Desafortunadamente, no tengo los músculos de contracción rápida que tienen otros ciclistas. Siempre me pareció bastante estresante, especialmente en los campos de entrenamiento. Siempre he tenido la sensación de que trabajaba más que el resto, y de alguna manera, progresaba menos y luchaba por mantenerme con los demás. Pero ahí es donde Freeletics me ayudó.”

¿Qué papel juega Freeletics en el ciclismo de montaña?

“Con Freeletics puedo trabajar las partes de mi cuerpo que necesito para el ciclismo, pero no puedo entrenar a través del ciclismo. No es suficiente con sentarse en la bicicleta y pedalear. Sin un entrenamiento efectivo, no solo sufrirá tu rendimiento sino que también corres el riesgo de lesionarte y de experimentar después mucho dolor muscular.

Los ejercicios de Freeletics y los workouts mejoran mi postura que es realmente importante para la posición que necesito mantener en la bicicleta. Mucha gente no se da cuenta, pero la fuerza de la parte superior del cuerpo es también muy importante. Especialmente cuando realizas descensos, ya que realmente lo sientes en los brazos. Por eso los Pullups y los Pushups son siempre una parte de mi plan de entrenamiento.

Pero la razón principal por la que hago Freeletics es porque me da esa fuerza en el tronco que no puedo conseguir en el gimnasio. Mucha gente subestima el poder de un tronco fuerte. Todos los atletas de élite saben la importancia que tiene, pero otros simplemente saltan a la bicicleta y esperan a tener la suficiente suerte para no lesionarse. Yo no me arriesgo. Un tronco fuerte, en mi opinión, es la mejor protección y un propulsor de rendimiento.“

¿Cuáles son tus límites y cómo consigues redefinir tus límites?

“Todo el mundo piensa que los Atletas son la gente más segura que hay en la Tierra. Pero en comparación con la mayoría, yo soy muy insegura y dudo con frecuencia de mí misma. Creo que muchas personas lo verían como un límite, pero realmente me gusta la sensación de estar bajo presión. Me hace esforzarme mucho más. Necesito la presión para conseguir el alivio. En mi opinión, no puedes sentir la relajación si no tienes el estrés de antemano.

Creo que otro de mis límites es que vengo de Plessa, en el noreste de Alemania, donde todo es extremadamente llano, sin ninguna montaña alrededor. A veces pienso que podría haber sido mucho mejor si hubiera vivido más al sur de Alemania, cerca de las montañas, pero no dejo que eso me afecte y se quede mi mente. En cambio, construimos un circuito que es como una réplica de los circuitos donde compito. Yo lo veo así: solo tengo que trabajar más duro para mantener el ritmo de los ciclistas que se despiertan cada mañana con las montañas enfrente de su casa. Pero está bien para mí. Me gusta tener un desafío adicional.“

¿Cómo es el ser mujer y competir en un deporte dominado por hombres? ¿No piensas que de alguna manera te limita?

“Actualmente se debate sobre cómo las mujeres no quieren que se les vea diferentes a los hombres, pero realmente lo veo de manera diferente. Creo que ser mujer es lo que nos hace especiales, porque pase lo que pase, nos enfrentamos de todas formas a las cosas. Y no deberíamos intentar ser como los hombres solamente porque pensamos que eso es lo que necesitamos hacer para adaptarnos. Debemos seguir siendo mujeres y permanecer femeninas. Si eso significa tener una bicicleta rosa, entonces vale. Las cosas son así. Quiero decir, claro, que a veces no puedes evitarlo. Vas a ensuciarte todos los días. A menudo acabo con barro en la cara y no puedo tener unas bonitas uñas, porque se van a romper. Tampoco puedo ponerme toneladas de maquillaje cuando me pongo el casco porque sudo mucho, así que me imagino que también hay que lidiar con esto. Pero intento levantar la bandera para las mujeres en el ciclismo de montaña y hacerles ver que también es un deporte genial también para nosotras.“

Sigue el éxito de Steffi en los circuitos y en la aplicación. Descubre cómo redefine sus límites y empieza a redefinir los tuyos con Freeletics.