Nutrición deficiente: Cómo detectar las señales

Header 2

Ya que nuestro cuerpo no puede decirnos físicamente cuando le faltan nutrientes, te enviará otras señales en su lugar. Para ayudarte a reconocerlas, aquí están los nutrientes más comunes de los que suelen carecer los atletas y cómo averiguar si no estás obteniendo lo suficiente.

Calcio

El calcio es un nutriente necesario para mantener los huesos fuertes y controlar las funciones muscular y neuronal. Así que si te sientes más cansado de lo normal o estás experimentando calambres musculares, probablemente no estés obteniendo suficiente calcio.

Nuestro consejo: añade más productos lácteos a tu dieta, como yogur, leche o requesón bajo en grasa. O, si eres vegano, prueba verduras de hojas para conseguir que suban tus niveles de calcio.

Magnesio

El magnesio es importante para mantener tus huesos sanos y los niveles de energía elevados. Aunque es poco habitual en aquellos que gozan de buena salud, la carencia de magnesio puede darse si has llevado una mala dieta, has consumido altos niveles de alcohol o has sufrido una enfermedad. ¿Cómo averiguar si tus niveles de magnesio están demasiado bajos? Los síntomas más habituales son pérdida de apetito, náuseas o debilidad.

Nuestro consejo: las almendras, los anacardos y los cacahuetes son fuentes valiosas de magnesio, así como las espinacas, las judías negras o el edamame.

Hierro

¿Por qué es importante el hierro? El hierro es un nutriente que ayuda a tu cuerpo a producir glóbulos rojos. Si no tienes suficiente, tu cuerpo no puede transportar oxígeno correctamente y, como resultado, sufre. Los bajos niveles de hierro pueden hacerte sentir exhausto, débil, cansado y dificultar la concentración. ¿Te has notado cada vez más pálido? ¿Te han dicho recientemente que pareces enfermo? Pueden ser indicios de falta de hierro.

Nuestro consejo: la carne de vacuno y el hígado tienen grandes niveles de hierro y, por tanto, es una gran idea añadirlos a tu dieta si tienes carencias. ¿Eres vegetariano? No te preocupes, hay alimentos como las espinacas, las lentejas, la soja o los garbanzos, que también son grandes fuentes de hierro.

Zinc

Como Atleta, el zinc juega un papel muy importante en tu cuerpo. Contribuye al crecimiento, la construcción y la reparación del tejido muscular y la producción de energía. Si te falta, es probable que notes las señales en tu rendimiento. Por ejemplo, puedes no sentirte tan fuerte o no poder correr tanto como habitualmente.

Nuestro consejo: aunque esto también puede ser una señal de que necesitas descansar, no es mala idea asegurarte de que tu dieta contiene alimentos altos en zinc. Algunos ejemplos son los cereales enriquecidos, la carne de vacuno, mariscos como la langosta, el cangrejo y las ostras, así como las espinacas y las semillas de calabaza.

Para ser el mejor, tu cuerpo necesita lo mejor. Ten en mente que, aunque es una gran idea incrementar los nutrientes en tu dieta, debes asegurarte de que tienes un nivel saludable, el adecuado para ti. Si notas cualquiera de las señales anteriores durante un largo periodo de tiempo, visita a tu médico para estar seguro.