Cómo convertirse en una persona mañanera

header morning person

Algunas de las personas más exitosas y felices del mundo son personas mañaneras. Parecen estar un peldaño por encima del resto, pero no por ello debes irte a un rincón a lamentarte, lo que tienes que hacer es cambiar tus hábitos. Comenzar el día correctamente te hará estar más feliz y más sano. Tendrás mayor motivación para desencadenartodo tu potencial y lograr tus objetivos. Sigue los siguientes pasos para convertirte en una persona mañanera:

Duerme más

El primer paso para levantarte fresco es dormir lo suficiente. Cada persona necesita una cantidad diferente de horas de sueño, pero lo que se recomienda en general es dormir entre 7 y 9 horas cada noche. Sin embargo, debes aprender a escuchar a tu cuerpo. Como Atleta Libre, debes estar en armonía con tu cuerpo. Si has tenido un día duro y te sientes cansado, acuéstate.

Es bueno que establezcas una rutina de sueño, acuéstate todos los días a la misma hora. Media hora antes de irte a la cama, dúchate o date un baño. Te calmará y te prepará para dormir. Asegúrate de que el cuarto esté totalmente a oscuras. Apaga todas las luces, incluyendo la pantalla del ordenador y la del móvil. Diversos estudios han demostrado que la luz azul altera las hormonas del sueño. Usaun ventilador, tu cuerpo descansará mejor si la temperatura ronda los 20°C. Sin embargo, el ventilador no solo regula la temperatura, sino que el ruido blanco que genera es muy relajante y además oculta posibles ruidos molestos que de otro modo impedirían el descanso.

Desayuna sano

Pon tu despertador a la misma hora cada mañana, de manera que tu cuerpo se acostumbre de forma natural a un horario de sueño. Asegúrate de que se trate de un sonido agradable, no demasiado alto ni molesto. ¿Tienes la costumbre de retrasar el despertador unas 5 veces cada mañana? Una solución es colocar el despertador en la esquina opuesta de la habitación. De este modo, estarás obligado a levantarte para apagarlo.

Tras levantarte, lo primero que debes hacer es desayunar. Un rico desayuno te dará otro buen motivo para levantarte y amar las mañanas. ¿Aceptas una sugerencia? Hazte un smoothie de frutas, está delicioso, no llena y no lleva demasiado tiempo prepararlo. Echa un vistazo a nuestra Guía de Alimentación para encontrar magníficas recetas de smoothies para desayunar. Está bien tomarse una taza de café o un té, pero no es bueno abusar. Demasiada cafeína, incluso por la mañana, hará que tus niveles de energía caigan de golpe en cualquier momento del día.

Levántate y haz ejercicio

Tras beberte tu smoothie, es hora de salir a la calle. La luz natural despertará tu cuerpo y tu mente. Ponte tus zapatillas de deporte y empieza con un entrenamiento Freeletics o simplemente, sal a correr. De este modo, tu corazón bombeará, los poros de tu piel se abrirán y tu mente se despejará. Tanto si sales a correr por la ciudad como si vas a un parque, con 30 minutos será suficiente. Empezarás el día en forma y sintiéndote mejor que nunca. Llegarás al trabajo o a la universidad con una sonrisa en tu boca y con esa agradable sensación de haber hecho algo positivo. ¡Y eso que el día no habrá hecho más que empezar!

Ya te has marcado el objetivo de convertirte en una persona mañanera, así que, ¿Qué esperas? No pases la mañana durmiendo o andando medio dormido como un zombi con la cafeína como tu único sustento. Levántate, desayuna y comienza el día con un entrenamiento Freeletics.

Training Freeletics Morning